La Naveta des Tudons

La leyenda de Sa Naveta des Tudons y el pou de sa Barrina (II)

Al observar las dimensiones de los bloques de piedra que configuran la estructura de tan singular construcción, cuesta creer que 1.000 años a.C. el hombre fuese capaz de erigir este y otros muchos imponentes monumentos que se conservan en Menorca, y solo al ser contemplados de cerca es cuando los antiguos mitos y leyendas locales que encierran estos lugares, parecen cobrar verdadero sentido.

Y cuenta la leyenda de Sa Naveta des Tudons, que en tiempos remotos dos jóvenes gigantes que habitaban en tierras cercanas de la actual Ciutadella, se disputaban el amor de una joven doncella que se mostraba indecisa por cual de ellos escoger como marido. A fin de resolver la disputa de forma pacífica, los jóvenes gigantes se retaron en un duelo de fuerza y habilidad para realizar dos imponentes obras distintas. Uno, debería construir una naveta con grandes bloques de piedra bien tallados y el otro, cavar con la fuerza de sus brazos un profundo pozo del que brotase agua.

Enfrascados en el duelo, los pretendientes se dedicaron durante días y días a sus respectivas obras con la mente puesta en el premio, pero sin dejar de prestar atención a los progresos que realizaba su oponente. Hasta que un día, cargado con la última piedra al hombro, el gigante de la naveta pasó junto al pozo para comunicárselo a su adversario y declararse así como vencedor, pero de lo más profundo del agujero se oyó; “-Ya no importa que la termines, porque acabo de hallar agua. He ganado yo!-”.

Cegado por los celos, el gigante responsable de la construcción de la naveta cedió a su propia cólera, levantó la gran roca que cargaba encima y la arrojó a lo más profundo del pozo, del que salió un grito que desgarró el aire. Algunos dicen que el asesino huyó avergonzado para no regresar jamás, otros aseguran que se arrojó al mar por el peso de su culpa, pero en lo que todas las historias coinciden es que por ese motivo, la roca que le falta a la fachada de la Naveta des Tudons se encuentra en el fondo del pozo de sa Barrina, de donde nunca pudo ser recuperada.

Actualmente, Sa Naveta des Tudons no solo está considerada como el monumento más relevante de nuestra isla, sino como el edificio íntegramente conservado más antiguo de Europa, una construcción de gran belleza donde puede apreciarse la notable evolución de una sociedad antigua en rituales funerarios, comparados a otros yacimientos en cuevas e hipogeos de Menorca (Cales Coves, Cala Morell…), un lugar envuelto de mitos y leyendas que te recomendamos desde Autos Vivó, la empresa de alquiler de vehículos en Menorca que da alas a tus ilusiones.

Como llegar a la Naveta des Tudons

El monumento funerario de la Naveta des Tudons se encuentra en el término municipal de Ciutadella de Menorca, a escasos Km. de la ciudad. Para llegar en vehículo hasta nuestro destino, tomaremos la Ctra C-721 desde Ciutadella en dirección Ferreríes y a pocos Km. nos desviaremos para tomar la Ctra. que conduce a Estudons, donde encontraremos con facilidad las indicaciones bien señalizadas.

Como siempre, desde Autos Vivó os aconsejamos ir bien provistos de los enseres necesarios para disfrutar de un caluroso y soleado día de excursiones y playas en Menorca, sin olvidaros del agua y la imprescindible protección solar (cremas, gorras, gafas de sol, sombrillas, etc).


Ver mapa más grande

Imagen: Wikipedia