Imagen iglesia de Sant Bartomeu

Ferreries, tradición artesanal

El singular encanto que guardan los núcleos urbanos con mayor tradición de Menorca, nos motiva a continuar avanzando por la ruta que desde Autos Vivó seguimos trazando a través de las poblaciones más destacadas de la isla, a fin de descubriros toda la belleza y algunas de las particularidades que describen lugares tan singulares como el emblemático pueblo de Ferreries, al que acudiremos para disfrutar de nuevo con una apasionante excursión a través de la historia, la cultura y las más antiguas tradiciones que todavía conserva la localidad.

El pueblo de Ferreries (Ferrerías en castellano), está situado en el centro de la isla, entre Ciutadella de Menorca y el núcleo urbano de Es Mercadal. Los orígenes del pueblo se remontan a finales del s. XIII y principios del s. XIV, cuando comenzaron a erigirse las primeras casas cercanas a la antigua iglesia construida en el lugar, quedando diseminadas por el campo al no regirse por una organización territorial.

Pero no podría hablarse de la formación de un pequeño núcleo urbano hasta finales del s.XVII, compuesto por unas 15 viviendas edificadas entorno a la iglesia actual de Sant Bartomeu, construida quizás cerca del lugar que ocupaba la antigua capilla o incluso sobre ella. Así, la construcción de la nueva iglesia terminaría consolidando la formación de un pequeño núcleo urbano y estimularía el crecimiento paulatino de la población, concentrando además a los habitantes diseminados por el territorio cercano.

En cuanto al origen del nombre de la localidad, se contemplan dos posibilidades distintas que no quedan aclaradas por los documentos de los que se dispone. La primera y más aceptada, indica que el topónimo de Ferreries podría derivar de “ferrer” (herrero), en alusión a un herrero que podría haberse asentado aquí en el s.XIV, mientras que la segunda posibilidad podría derivar de la palabra “frare” (fraile), al suponerse que la antigua iglesia había sido construida en tierras de los frailes Mercedarios.

Pero si bien es cierto que se desconoce el origen exacto del nombre de Ferreries, sí queda clara la importancia que tenía la localización del pueblo siglos atrás junto a otros núcleos urbanos centrales como Es Mercadal, lugares donde los viajeros, comerciantes y patrullas de soldados que cruzaban la isla de una punta a otra por el camino central, encontraban descanso y el avituallamiento necesarios para proseguir por el camino.

Fachada de una vivienda en FerreriesActualmente, uno de los rasgos más atractivos que conserva y define el pueblo de Ferreries radica en una construcción de estilo menorquín, característica por sus edificaciones bajas y viviendas unifamiliares de dos plantas por lo general, con puertas y ventanas pintadas con colores alegres y fachadas encaladas año tras año a fin de mantener y realzar el color blanco que unifica el conjunto. Paseando por sus estrechas y tranquilas calles, el visitante tendrá la impersión de haberse adentrado en un lugar donde el tiempo parece haberse detenido, quizás en un intento por conservar la esencia que hace de éste un lugar único en la isla.

Otro de los encantos de Ferreries lo encontramos en su actividad económica, donde todavía se mantienen como pilares indispensables el sector primario y el sector industrial. El sector primario, las fincas agrícolas y ganaderas están enfocadas en la producción de leche, la elaboración de quesos y la obtención de productos cárnicos. Por otro lado, el sector industrial en Ferreries se centra en la confección de artículos de bisutería, la fabricación de muebles y la manufacturación de calzado, destacando en especial las prestigiosas “avarques menorquines” comercializadas desde aquí en todo el mundo.

Aprovechando la visita al lugar, además del paseo obligado que os recomendamos para descubrir por vosotros mismos la belleza y el encanto de la población, aconsejamos además visitar algunos de los edificios y monumentos siguientes:

  • Iglesia de Sant Bartomeu
  • Edificio del Ayuntamiento de Ferreries
  • Es Pouets
  • Fortaleza de Santa Àgueda
  • Camí vell o Camí Reial
  • Antiguas escuelas
  • Yacimientos de Son mercer de baix y la Cova des Moro

Decoración en calles de Ferreries por las fiestas de Sant BartomeuSi bien es cierto que cualquier fecha es aconsejable para visitar este pequeño pero encantador pueblo, sirva como excusa la celebración de las fiestas patronales de la localidad en honor a Sant Bartomeu los días 23, 24 y 25 de agosto, una de las tradiciones más espectaculares y llamativas de la cultura regional que invita a acudir a Ferreries y disfrutar de sus más antiguas costumbres, su gastronomía, y otros muchos aspectos y particularidades que podréis descubrir en otra de las apasionantes excursiones que os recomendamos desde Autos Vivó, la empresa de alquiler de vehículos en Ciutadella de Menorca que le pone ruedas a tus ilusiones.

Cómo llegar a Ferreries

Ferreries se encuentra ubicado en el centro-occidental de Menorca, entre los núcleos urbanos de Ciutadella y Es Mercadal.

Para llegar hasta la población en nuestro vehículo, simplemente deberemos tomar la carretera central de Maó-Ciutadella y desviarnos a la altura de Ferreries siguiendo la clara señalización viaria.

Ver Ferreries en un mapa más grande

Imágenes: www.menorca.es / www.autosvivo.com