Taula del poblado de Torretrencada

Torretrencada, la taula de 3000 años

La importancia de la arqueología menorquina resulta capital, no sólo por cantidad sino también por características. Y es que nos encontramos ante la zona del Mediterráneo con más restos arqueológicos. A vista de pájaro, el territorio se debate entre llanuras, playas de arena blanca y pequeñas colinas repletas de vegetación. A ras de suelo, la superficie ofrece taulas, talayots y cuevas. La huella de otras culturas se hace visible fácilmente, aunque no es menos cierto que todavía quedan pequeños enclaves por descubrir con mucho encanto. El poblado talayótico de Torretrencada es uno de ellos.

Torretrencada es un poblado que data del 1000 – 700 a.C., habitado hasta las postrimerías del imperio romano (123 a.C); es decir, perteneciente a la época post-talayótica (650 – 123 a.C). Conviene señalar que los restos talayóticos llegados hasta nuestro tiempo en el lugar son ligeramente escasos, pero no por eso de poco valor. Más bien todo lo contrario. Como centro indispensable de atención tenemos la taula de aproximadamente tres metros, un santuario ceremonial en forma de T (taula significa mesa en catalán) que estoicamente habría aguantado erguido 3000 años. Éste destaca por la pilastra trasera, una columna vertical de refuerzo en la parte posterior que le otorga una belleza destacable respecto a sus semejantes en la isla. Lamentablemente, no se conserva íntegro el recinto circular que rodea la taula.

Taula de TorretrencadaOtro de los restos que podemos encontrar en el poblado es el aljibe, un depósito de piedra destinado a almacenar agua potable. Con posterioridad a la época talayótica, se construyó un pozo, pero todavía resta visible la disposición original de las piedras que canalizaban el agua de lluvia. También tenemos sepulturas antropomórficas excavadas sobre piedra, de las que se especula que podrían pertenecer al medievo, cuevas naturales modificadas en la prehistoria y una sala hipóstila, lo que vienen a ser una recinto sostenido por columnas. Por desgracia, éste permanece inundado.

Asimismo, el poblado nos ofrece un talayot medio derruido y los cimientos de posibles viviendas circulares. Por último, mencionar que en Torretrencada se encontraron cerámicas talayóticas, ibéricas, púnicas y romanas, además de figuras de bronce de Júpiter.

El poblado, que se encuentra en una explotación ganadera (conviene cerrar las verjas que se abren), está situado a pocos minutos de Ciutadella, entre Naveta des Tudons y Torrellafuda. También encontramos en el mismo término municipal Son Catlar (a 10 kilómetros), donde ver la muralla ciclópea de tres metros, y Es Bastió de Sa Font (a 11 kilómetros), donde visitar el Museo Municipal de Ciutadella, cercano a nuestras oficinas de rent-a-car ubicadas en el puerto natural de Ciutadella de Menorca.

Torretrencada representa la evolución de un territorio a través de las diferentes culturas que lo han poblado, un terreno construido por la mano del hombre y reconstruido por la misma especie siglos después. Os invitamos a seguir descubriendo estos y otros impresionantes yacimientos hallados en nuestro territorio, a través de la ruta talayótica de Autos Vivó, la empresa de alquiler de vehículos en Menorca que le pone ruedas a tus ilusiones.

Cómo llegar a Torretrencada

El poblado se encuentra a 13 Kilómetros de Ciutadella, en automóvil aproximadamente 20 minutos.

Para llegar, será necesario dirigirnos hacia el Este con el objetivo de tomar la Ronda Nord/ RC-1 y posteriormente la Me-1 hacia el Camino de la Binigarda. Abandonaremos este camino por la derecha en dirección Caballería Nou, y 2 kilómetros más tarde por Torre Trancadeta. A 350 metros llegaremos a nuestro destino.

Desde Auto Vivó recomendamos hacer un alto en el camino y disfrutar de Naveta des Tudons. Yendo por la Me-1 tomaremos la salida Es tudons.


Ver Poblado talayótico de Torretrencada en un mapa más grande

Imagen; es.wikipedia.org