Torre d'en Galmés

Torre d’en Galmés, el mayor yacimiento arqueológico de las Baleares

Nuestra ruta por la red de monumentos de Menorca, nos traslada en esta ocasión al término municipal de Alayor, al sureste de la isla. Aquí se encuentra el mayor yacimiento arqueológico de las Islas Baleares, el poblado talayótico de Torre d’en Galmés. La visita al yacimiento no carece de atractivo alguno, ya que al incalculable valor histórico y cultural del lugar se suman las increíbles vistas de gran parte del litoral sur de Menorca, que podrán contemplarse desde este privilegiado enclave. A su vez, la cercanía desde este punto a otros lugares de gran interés turístico en la isla, le permite al visitante enlazar distintas actividades de gran interés tras la visita al poblado, disfrutando así de un día ameno, variado y lleno de experiencias enriquecedoras.

La visita al poblado de Torre d’en Galmés

Los yacimientos del poblado de Torre d’en Galmés (o Gaumés) se esparcen por una extensión de más de 62.000 m², siendo considerado el asentamiento de mayores dimensiones hallado en las Islas Baleares, por delante incluso de los poblados de Son Catlar y Trepucó. Dadas sus dimensiones y su construcción sobre una elevación de terreno de unos cien metros de altura, es muy probable que este poblado ostentase una posición relevante de poder desde el cual se controlaba una basta extensión del territorio.

Muestra de ello son los restos de tres grandes talayotes que presiden el punto más elevado del terreno, donde podrían cumplir a la perfección con su cometido de atalayas de vigilancia. Junto a estos se encuentra el santuario o recinto de “taula”, en cuyas excavaciones de los años 80 fue hallada una figurilla de bronce egipcia del dios Imhotep. No obstante, la entrada del recinto no conserva su dintel y la “taula” yace caída desde tiempos antiguos, cuando ya en época romana su piedra capitel fue reutilizada con fines funerarios.

A su vez, en el poblado pueden apreciarse un gran número de círculos (viviendas talayóticas) repartidos por el territorio, habiendo sido halladas un total de 27 en todo el yacimiento. Cerca de la actual entrada al poblado, uno de los círculos excavados mejor conservados, muestra evidencias de haber sido rehabilitado según los patrones y costumbres de construcción romanas, con muros rectos que contrastan con la estructura exterior en forma circular.

Si seguimos la ruta colina abajo, en dirección sur, nos encontraremos con otra de las singulares construcciones que se conservan en Torre d’en Galmés, la sala hipóstila Flaquer (sala con columnas, conocida así por su excavador en los años 40), que todavía mantiene más de la mitad de su estructura en pie, formada por increíbles pilares de carga y un techo de losas horizontales de piedra. La utilidad de este tipo de salas no es del todo clara, aunque se considera que podían emplearse como almacenes o salas auxiliares adosadas al círculo.

Otra de las particularidades del poblado es su sistema de recogida y almacenamiento de aguas pluviales. A través de agujeros excavados en el suelo y conectados mediante canales, el agua de la lluvia era almacenada en una cueva cercana a modo de aljibe, un sistema sofisticado que garantizaba el agua a los habitantes de un poblado cuya ocupación se calcula anterior al 1.400 aC. Tras su parcial abandono en el s. III aC, las excavaciones evidencian que continuó activo durante parte de la edad mediana, probablemente hasta la conquista de Menorca el año 1287.

Sin duda alguna, los yacimientos del poblado talayótico de Torre d’ en Gaumés constituyen el punto de partida de la red de monumentos megalíticos de Menorca, un lugar donde podremos enfrascarnos en un viaje por la historia y la cultura ancestral de los antiguos habitantes de la isla, contemplando a su vez, las privilegiadas vistas que nos brinda la belleza de este singular paisaje, un lugar que te recomendamos visitar durante tu estancia en Menorca desde Autos Vivó, la empresa de alquiler de vehículos en Menorca que da alas a tus ilusiones.

Cómo llegar al poblado talayótico de Torre d’en Galmés

El poblado se encuentra en el término municipal de Alayor, al sureste de Menorca. Para llegar en nuestro vehículo de alquiler, tendremos que tomar la Ctra. que conecta el núcleo urbano de Alayor con la urbanizació de Son Bou, prestando mucha atención a nuestro lado izquierdo para no pasarnos la indicación que nos señala el desvío que nos conducirá hasta el poblado.

Otros lugares cercanos que quizás te interese visitar aprovechando tu visita al poblado pueden ser la playa de Son Bou (la playa de mayores dimensiones de Menorca), la Albufera de Son Bou (el segundo humedal más destacado de nuestro territorio), la basílica paleocristiana de Son Bou (del s. V) o el increíble paisaje que envuelve el territorio de «Cales Coves», así como otros muchos lugares que os iremos recomendando desde Autos Vivó, tu empresa de alquiler de vehículos en Menorca.

Unos metros antes del yacimiento encontraremos el centro de interpretación del poblado, donde podremos completar la visita al recinto con información más detallada.

Al tratarse de una actividad al aire libre, cuyo recorrido completo se calcula en unos 45 minutos aprox., se recomienda ir provistos de agua y alta protección para el sol, como pueden cremas o gorras, así como un calzado cómodo para caminar por terreno pedregoso.


Ver Torre d’en Galmés en un mapa más grande

Imagen: Ministerio de educación

Un pensamiento en “Torre d’en Galmés, el mayor yacimiento arqueológico de las Baleares

  1. Pingback: Déjate seducir por la magia de Alaior

Los comentarios están cerrados.