Archivo de la etiqueta: Qué ver en Menorca

Naveta des Tudons

Puntos clave de la historia de Menorca: la cultura Talayótica

 

Hoy visitas Menorca y descubres una preciosa isla mediterránea, con hermosas playas de aguas turquesa, un lugar de descanso y placer, con mucho por ver y mucho por disfrutar.

Pero esto, no siempre ha sido así.

Hubo una época, muchísimo tiempo atrás, en que la vida era infinitamente más dura, y hombres y mujeres debían dar lo mejor de sí mismos para prosperar en un entorno peligroso… en una Menorca en la que habitualmente había que luchar.

Esta semana, cogemos nuestro coche de alquiler en Menorca para realizar no sólo un viaje físico, sino también un viaje en el tiempo.

Descubriendo la Menorca prehistórica

Los humanos llegaron a esta isla hace más de cuatro milenios. Aquellos hombres y mujeres traían consigo conocimientos: el de la construcción básica, el de la agricultura y la ganadería. Y el de los metales.

Primero, aprendieron a dominar el bronce. Pronto se pasaron al hierro, con el que fabricarían eficaces herramientas, y armas mortíferas. Y, mientras tanto, desarrollaron una arquitectura propia, que hoy todavía podemos ver con admiración, repartida por toda la isla.

El mejor punto para empezar este viaje en el tiempo es en Ciutadella. Para empezar, porque en su Museo Municipal encontraremos una amplísima colección de materiales arqueológicos de     esa época prehistórica, así como explicaciones generales que te ubicarán en el tiempo para todo lo que verás durante el resto del día.

Y ahora, ¡es el momento de coger tu coche de alquiler!

Navetas y poblados de los honderos más peligrosos del Mediterráneo

Saliendo de Ciutadella por la Me-1 en dirección a Ferreries, en el km. 40, encontrarás el edificio talayótico más emblemático de la isla: la Naveta des Tudons.

El nombre lo comprendes en cuanto la ves: los menorquines prehistóricos la construyeron como una barca boca abajo, en técnica ciclópea, con grandes sillares de piedra caliza encajados entre sí. Es asombroso verla ahí, erguida y orgullosa tres mil años después, sin argamasa ni nada entre sus sillares más que el peso y el tiempo.

La Naveta es un monumento funerario, en el que se hallaron los cuerpos de un centenar de personas, hombres y mujeres, muertos en el primer milenio antes de Cristo.

¿Quiénes eran? Nunca lo sabremos con certeza. Pero el visitante, ahí en la Naveta, puede imaginar que esos hombres y mujeres pudieron ser honderos, como los que poco después aparecerían en las crónicas de la antigüedad.

Y es que cartagineses primero, y romanos después, todos quisieron incorporar en sus ejércitos uno o dos batallones de honderos baleares. Ningún otro pueblo era tan eficaz con las hondas: al comienzo de la batalla, eran capaces de barrer las filas enemigas con una lluvia de piedras que mataba a muchos, y dejaba al resto “blandito” para el cuerpo a cuerpo.

Naveta des Tudons

 

¿Quién dijo que Menorca era sólo una isla para el descanso y el relax?

Vayas a donde vayas, en esta isla, siempre vas a toparte con esos honderos de la Edad del Hierro, y con sus monumentos y sus poblados.

  • Torretrencada, un poblado en el que encontrarás una de las taulas (un tipo de monumento con forma de mesa) más bellas de la isla, y que perduró hasta la conquista romana del 123 a.C.

Torretrencada

 

  • Desde Alaior, ve hacia el sur hacia Torre d’en Galmés. Es el mayor poblado prehistórico de Menorca: más de 66.000m2 en lo alto de una colina en el sur de la isla.

Torre d’en Galmés

 

  • Al salir de Torre d’en Galmés, aprovecha y sigue al sur hasta Calescoves. Te asombrarán las tumbas excavadas en las rocas.

 

  • Talatí de Dalt, ya llegando a Mahón, es uno de los poblados mejor conservados, con su talayot elíptico, el recinto de la taula, o incluso viviendas y cuevas.

Talatí de Dalt

 

  • Trepucó, en Mahón, es otro de los poblados prehistóricos más grandes de la isla: un área de casi 50.000m2, de resto de muralla y torres, y con otros dos talayots para visitar.

Trepucó en Mahón

 

Imagina aquellos hombres y mujeres, vestidos con sus telas y sus pieles, atentos a los barco de posibles invasores, desde sus torres y sus murallas. Afilando lanzas, cuchillos y espadas. Y, sobre todo, preparando las hondas, para hacer el mayor daño posible antes de que el invasor pisara tierra.

¡Eran otros tiempos, aquellos! Y otra Menorca. Pero aún puedes revivirla. Sólo tienes que reservar tu auto de alquiler en Autos Vivó, y visitar todos estos puntos, tocar las piedras que ellos tocaron, pisar el suelo que ellos pisaron.

Y sentir que Menorca es mucho más de lo que parece a simple vista.

Faro de Punta Nati en Menorca

7 faros de Menorca y una ruta que no podrás olvidar – V

 

El Faro de Punta Nati

¡Otro día de vacaciones para seguir descubriendo la maravillosa ruta de los 7 faros con tu coche de alquiler por la isla de Menorca! En los posts anteriores, recordábamos al faro de Favàritx y al faro de Cavalleria como dos centinelas solitarios que hoy siguen guiando a los marineros en su lucha contra los fuertes vientos de Tramontana. Hoy hablaremos sobre el tercer faro de la costa norte que completa la iluminación y vigilancia de una de las zonas más afectadas por naufragios de toda la historia de Menorca: el faro de Punta Nati.

Situado en el cabo homónimo, y envuelto por el característico paisaje agreste de piedra calcárea del extremo noreste de la isla, este faro es el más cercano a Ciutadella de Menorca. Se encuentra a menos de 6 kilómetros, una distancia que podrás recorrer en coche, bicicleta e incluso a pie. Y es otro de los faros más fotografiados y fotografiables de la isla, por lo que es probable que en las horas mágicas cueste encontrar un buen sitio. ¡Ve con tiempo!

Historia del faro de Punta Nati

En 1910, el hundimiento del barco de vapor francés Général Chanzy, en el que perdieron la vida 156 personas quedando como único superviviente el oficial de aduanas Marcel Baudez, provocó la presión del Gobierno Francés para reforzar la seguridad en la costa nordeste de la isla. El faro de Cavalleria fue considerado insuficiente, por lo que se ordenó construir el faro de Punta Nati.

Este faro, también conocido como Farola Nova, fue diseñado por el ingeniero Mauro Serret. Las obras comenzaron en 1912, pero dada la apremiante insistencia del Gobierno Francés, su alumbrado se inauguró tan sólo 14 meses después del inicio del proyecto. Aunque ya cumplía su funcionalidad como faro, hasta 1914 no pudo finalizarse la construcción en su totalidad. Posteriormente se erigiría el faro de Faváritx, completando así el trío de centinelas de la zona norte de la isla.

Albergue del Faro de Punta Nati

Características del faro de Punta Nati

Su singular torre de planta octogonal de 19 metros de altura se impone victoriosa a un total de 42 metros por encima del nivel del mar.

El conjunto arquitectónico del faro que sirvió de vivienda al farero y su familia hasta la década de los 50, y ha sido ahora rehabilitado como albergue con una capacidad para 24 personas.

Es una estancia interesante, porque el faro está situado entre los restos de dos búnqueres de la Guerra Civil Española. Dichas estructuras fueron posteriormente usadas por los ganaderos como refugio los días de tormenta, y son realmente interesantes de conocer.

 

Restos de uno de los búnqueres de la Guerra Civil en Menorca

 

Pero si hay algo que caracteriza al área en la que se encuentra el faro de Punta de Nati, son las intensas tormentas del norte (especialmente en invierno). Por lo que recomendamos mucha precaución si os acercáis durante un temporal a la zona del bufador: una peculiar grieta del terreno junto al faro que se extiende hasta el mar y de la que salen expulsadas impresionantes columnas de agua y viento provocadas por las olas. Este fenómeno natural ha llegado a dañar la óptica del faro en varias ocasiones debido a la gran altura y fuerza con la que es impulsada el agua por el orificio del bufador.

 

Descubre el increíble paisaje mediterráneo cobn tu coche de alquiler en Menorca

 

¿Cómo llegar?

Para llegar en nuestro coche de alquiler, partiremos de Ciutadella en dirección norte por la Crta. PM-720 hasta el cabo de Punta Prima. Luego seguiremos las indicaciones hacia el faro de Punta Nati.

Es importante saber que este camino es de doble dirección y se va estrechando a medida que vamos llegando al destino, por lo que se exige extrema precaución con los ciclistas y otros vehículos que transiten por la zona.

Merece la pena dejar el coche en el parking que encontrarás en las inmediaciones y recorrer a pie este camino tan único. Aprovecha también para sacar unas fotografías maravillosas

Desde Autos Vivó te recomendamos visitar también la memorable Cales Morts o Cala en Morts, (Cala de los Muertos), donde fueron hallados los restos sin vida del naufragio del Général Chanzy y así sacarle todo el partido a tu coche de alquiler en Menorca.

 

Ruta en coche de alquiler por Menorca

Faro de San Carlos en coche de alquiler

7 faros de Menorca y una ruta que no podrás olvidar – II

El Faro de San Carlos

¡Otro hermoso día de vacaciones con tu coche de alquiler en Menorca! Y otro día de excursiones por una de las rutas más interesantes de la isla: la ruta de los 7 faros. Si en el último post iniciamos la andadura visitando el aislado y extremo faro de la Isla del Aire, hoy retrocedemos hasta la capital para conocer uno de los faros más curiosos de la isla.

Está situado en la bocana del puerto de Mahón, se le llama faro de San Carlos, y no sólo es conocido por ser el faro más antiguo de toda la isla, sino también por las modificaciones que ha sufrido su estructura a lo largo de los años, debido a su inoportuna ubicación.

Ruta en coche de alquiler al Faro San Carlos en Menorca

La historia del faro de San Carlos

Proyectado por el arquitecto Antonio López Montalvo, este faro fue construido en el año 1852 sobre las ruinas del Castillo de San Felipe en la zona militar de San Carlos. Su objetivo era iluminar el peligroso paso marítimo en la bocana del puerto de Mahón.

Pero ese puerto siempre ha sido codiciado por los invasores de la época, y las necesidades defensivas llevaron a instalar unas baterías de artillería muy cerca del faro. Tan cerca, que el faro bloqueaba uno de los sectores de tiro cuando realizaban las prácticas.

Dada la frustración de los mandos del ejército (y la de la familia del torrero, que veía cómo regularmente pasaban obuses volando sobre sus cabezas), se procedió a desalojar a la familia que lo habitaba durante los ejercicios militares. En última instancia, terminaron por autorizar su apagado en 1912, dado que los proyectiles seguían suponiendo un riesgo para los residentes.

Puerto de Mahón en Menorca

En ese mismo año fue sustituido por un fanal móvil sujeto por un pescante metálico que al plegarse permitía despejar el campo visual del sector de tiro. Aun así, la estructura original no fue derribada hasta 1917, cuyos materiales serían posteriormente usados para la construcción del Faro de Faváritx.

No fue hasta 1961 cuando se edificó la característica torre de franjas negras sobre fondo blanco que actualmente se erige sobre el mar, acompañada de una caseta.

Curiosidades

  • Se le conoce también como el faro de Mahón o el faro de la Punta de San Carlos.
  • Conserva una de las primeras luces instaladas en 1852.
  • Tiene una altura de 15 metros de soporte y 22 metros de focal.
  • Su distancia nocturna alcanza las doce millas náuticas (24 Km).
  • Cumple también las funciones de radiofaro.
  • Las viviendas colindantes construidas para el farero y sus familiares continúan habitadas hasta el día de hoy.
  • Está gestionado por la autoridad portuaria de las Islas Baleares en el puerto de Alcúdia.

Recorre la zona del faro con tu auto de alquiler

¿Cómo llegar?

Aunque su acceso directo está restringido por tratarse de una zona militar, con el coche sí podrás llegar hasta las inmediaciones del faro de San Carlos y disfrutar de la infinidad de rincones que te ofrece el extremo sudeste de la isla de Menorca.

Dirígete hacia el núcleo urbano de Mahón; desde la rotonda principal del pueblo, toma la salida hacia Es Castell en dirección sur y continúa hasta la Cala de San Esteban, donde verás asomarse la torre del actual radiofaro.

Desde Autos Vivó te recomendamos aprovechar la visita para detenerte en la singular Cala de San Esteban y disfrutar de sus aguas cristalinas e inmejorables vistas. Indispensable pasar por el Fuerte Malrborough, la Fortaleza de Isabel II, la Mola, la Torre d’en Penjat o el Castillo de San Felipe.

Fuerte La Mola

Así podrás sacarle todo el partido a tu coche de alquiler en la isla de Menorca.

Ruta en coche de alquiler en Menorca por Sant Lluís

Lo mejor de los pueblos de Menorca: Sant Lluís

 

 

Dicen que las mejores esencias se guardan en frascos pequeños, y esto en el caso de Menorca aplica a las mil maravillas. Es sorprendente la cantidad de rincones encantadores y lugares interesantes que puedes encontrar en esta isla, y a los que llegarás fácilmente con tu coche de alquiler.

 

Aunque si te alojas en Mahón no vas a tener que conducir mucho, porque hoy visitamos una población muy cercana: Sant Lluís.

 

¡Es el momento de afrancesarse!

 

Molino de Sant Lluís en Menorca

 

Otra capa de historia a la que acceder con tu coche de alquiler

 

Menorca concentra en su geografía tantísimos cambios y etapas históricas, que un simple recorrido nos lleva de ida y vuelta por los siglos, los moradores y los invasores.

En este caso se trata de un invasor de habla francesa: durante la guerra de los Siete Años (1756-1763), el ejército francés necesitaba un lugar donde alojar a las tropas, que al mismo tiempo sirviera para controlar la población rural que vivía dispersa en los alrededores.

 

Dicho y hecho, edificaron Sant Lluís, dándole un trazado que la distingue de las demás ciudades menorquinas: totalmente rectilíneo. La uniformidad de sus casas encaladas de blanco, con todos sus tejados dispuestos en orientación este-oeste, resulta sorprendente y diferencial. La perfecta integración de la iglesia neoclásica (dedicada a Luís IX) con la arquitectura que la rodea muestra a las claras cómo todo el núcleo se diseñó como un conjunto.

 

Iglesia de Sant Sant Lluís, Menorca

 

Las viviendas se ven salpicadas aquí y allá con algún viejo molino de trigo, como el Molí de Dalt, hoy reutilizado como museo etnológico. Y por sus calles, sobre todo en verano, es habitual encontrarse conciertos en mitad de la calle, así como el mercado artístico en el que los creadores y artistas locales exponen sus obras y la venden al público.

 

Rinconcitos de Menorca en coche de alquiler

 

 

El entorno de Sant Lluís

 

El interés de Sant Lluís no se agota en sus calles, sino que se extiende a su entorno rural y sus caminos, que te llevarán a pintorescos lugares como un talaiot prehistórico (saca la cámara) o una torre defensiva del siglo XVI (saca la cámara otra vez). Todo ello en rutas senderistas que acaban en calas inolvidables como Biniparratx, S’algar o Cala Rafalet, además de otras excelentes playas.

 

¿Qué mejor manera de rematar la visita refrescándote en el cristalino Mediterráneo que bañas las costas de Menorca?

 

Conoce las playas cercanas a Sant Lluís con tu coche de alquiler: Cala Rafalet

 

Luego a secarse, y de vuelta al coche, a descansar al hotel y a prepararse para otro magnífico día visitando Menorca con tu rent-a-car. ¿Qué nos deparará la próxima excursión?

 

Reserva ya tu coche de alquiler con Autos Vivó.