Poblado de naviformes de Son Mercer de Baix

Son Mercer de Baix, joya talayótica en un enclave estratégico

El recorrido talayótico de Autos Vivó arranca de nuevo, para continuar su recorrido por los yacimientos de toda la geografía menorquina. Como sería un pecado no hacer parada en un enclave espectacular, en pleno corazón del Barranco de Son Fideu, nuestro vehículo se dirige en esta ocasión hacia el poblado de naviformes de Son Mercer de Baix, situado cerca de la carretera que une Ferreríes y Es Migjorn Gran.

El poblado

El poblado de naviformes de Son Mercer de Baix es un conjunto de navetas de habitación o naviformes, que se cree fue utilizado durante el período pretalayótico (2500-1800 antes de Cristo) y durante el talayótico (1600-123 antes de Cristo). Está conformado por siete elementos de dos clases diferentes. Existen cinco unidades de planta de herradura y otras dos con forma cuadrada. Todas son de pequeñas dimensiones.

Pero hay dos elementos que llaman la atención del visitante al llegar hasta Son Mercer de Baix. De un lado, nos encontramos con la Cova des Moro y, de otro, con la estratégica localización en la que se halla el poblado y la vista espectacular que domina varios barrancos cercanos.

Cova des Moro es una naveta con cubierta a base de losas de piedra horizontales, sostenidas por tres columnas. Esta peculiaridad es muy particular, ya que estamos ante el único naviforme conocido en la isla con tal característica. Conviene recordar que, por lo general, las cubiertas de estas construcciones estaban hechas de madera, ramaje y barro. El paramento exterior de la Cova des Moro se caracteriza por su regularidad. El edificio se erigió a base de piedras bien escuadradas. Cova des Moro fue declarada Monumento Histórico Artístico en 1931.

En el poblado y cerca de la Cova des Moro existen restos de otros naviformes, además de muros y construcciones sin excavar. El valor estratégico del poblado es reseñable. No en vano, se construyó en un lugar desde el que se domina la confluencia de dos barrancos fluviales.

El Museo de Menorca alberga varios objetos de bronce (un escoplo, un brazalete, un lingote, escorias etc.), encontrados durante los trabajos realizados en Son Mercer de Baix. En 2001, esta joya patrimonial sufrió importantes daños durante una tormenta.

Ferreríes y su entorno

Aprovechando la visita a Son Mercer de Baix y Cova des Moro, resulta altamente aconsejable cursar visita a Ferreríes y su entorno.

Esta localidad menorquina de unos 5000 habitantes se sitúa en el centro de la isla. Cuenta con dos núcleos de población: la propia Ferreríes y Cala Galdana, centro turístico de referencia en Menorca. El pueblo nació y creció en torno a una iglesia del siglo XIV, hoy templo de Sant Bertomeu.

La Iglesia de Sant Bertomeu se construyó entre los siglos XVII y XVIII, posee nave única en forma de cruz y cubierta con bóveda de cañón. Cuenta con ocho capillas en los lados.

Las calles, la Plaza de la Iglesia o las Antiguas Escuelas son rincones que no conviene perderse en Ferreríes, aunque es en el campo donde más joyas arquitectónicas podemos admirar.

Ferreríes es un pueblo de gran tradición agrícola y de tierras fértiles. En su término municipal existen diversos yacimientos arqueológicos de distintas épocas. Así, pueden contemplarse quince lugares con restos pretalayóticos y talayóticos, como la Necrópolis de la Cova des Pas, además del Castillo de Santa Águeda, de la etapa musulmana.

El Castillo de Santa Águeda fue erigido entre los siglos X y XIII. Llegó a ser una de las fortificaciones más destacadas de todo Al-Andalus. Para acceder a estos vestigios se debe tomar el Camí dels Alocs y caminar cuesta arriba durante unos 20 minutos aproximadamente.

Las casas de campo de Son Triay, Son Mercer de Dalt, Sant Patrici y Minissuès, la montaña de S’Enclusa, de 275 metros, las canteras de marès o S’Ermita son otros puntos de interés para el visitante.

En Ferreríes se halla el Museo de Ciencias Naturales de Menorca, que alberga la colección Germans Carreras-Torrent. Cuenta con más de 70.000 especies naturales, de las que se exponen alrededor de 8.000. Es posible contemplar aves, reptiles, mamíferos, insectos, crustáceos, minerales etc.

El museo se halla en unas casas señoriales de los siglos XVIII y XIX, que cuentan con un bello jardín adornado con esculturas en piedra. La galería también expone una muestra etnológica, con infinidad de utensilios y elementos del campo.

Cómo llegar hasta el poblado de Son Mercer de Baix

Para llegar al poblado de Son Mercer de Baix, partiendo de Ferreríes, debemos tomar la carretera hacia Es Migjorn Gran. Hemos de girar en el primer desvío a la derecha y circular por una pista de tierra durante unos 25 minutos, hasta llegar a la explanada del Barranco de Son Fideu.

Fotografía por Vickyparis [CC BY-SA 3.0 es], via Wikimedia Commons