Conoce Ferreries con tu coche de alquiler en Menorca

Lo mejor de los pueblos de Menorca: Ferreries

 

 

¿Existe una forma más personal e íntima de descubrir Menorca que con tu coche de alquiler, parando donde te apetezca y descubriendo a tu ritmo los hermosos pueblos y calas de la isla?

 

Claro que no, la libertad que te da un rent-a-car en Menorca es la clave para disfrutarla al 100%. Y hoy te descubrimos otro de esos pequeños lugares tan especiales: Ferreries.

 

los pueblos más bonitos de Menorca

Imagen vía: Visiteurs du monde

 

Un valle…

Ferreries se levanta en el interior de un valle rodeado de colinas bajas. Es un pequeño municipio del interior, tradicionalmente asociado a la industria manufacturera por antonomasia en la isla: calzado y bisutería. Los talleres de antaño han dejado paso, en su mayoría, a fábricas de las marcas más reputadas, convirtiéndose en un lugar ideal para hacerte con el par de abarcas que te vas a llevar de recuerdo, seguro. O un calzado perfecto que te dure años.

 

Pero sobre todo, Ferreries es un lugar para descubrir a pie, tranquilamente, disfrutando de sus calles, de sus encantadoras viviendas y edificios, de sus muchas tiendas. Y de ese aire a caballo entre la Menorca que fue y la Menorca que será.

 

Rut por los pueblos más bonitos de Menorca

Imagen vía: Menorca al día

 

…una playa…

Aunque Ferreries está en el interior, con tu coche de alquiler llegarás en un momento a la costa de su término municipal, donde se levanta la urbanización de Cala Galdana. Esta playa se considera la más hermosa de Menorca por su arena, su agua, y la inolvidable estampa de sus increíbles acantilados blancos y los barcos amarrados en la boca del torrente d’Algendar.

 

Visitar el pueblo como excusa para conocer la playa, o visitar la playa como excusa para visitar el pueblo: es cosa tuya el orden y las prioridades. Aunque antes de irte…

 

Cala Galdana con tu rent a car en Menorca

 

…y un castillo

Algo que no puedes perderte al salir de Ferreries: el castillo de Santa Águeda. Debes tomar el camino que lleva a la costa norte, el Camí dels Alocs. ¡Aunque cuando entres al castillo lo harás siguiendo una calzada romana! Y es que en la colina de Santa Águeda (la tercera más alta de Menorca tras Toro i S’Esclusa) ya albergaba un castro romano sobre el que los árabes levantaron su castillo a principios del siglo XIII.

 

Éste fue el último enclave de resistencia musulmana durante la invasión cristiana de Alfonso III de Aragón en 1287, si bien la destrucción del castillo (hacia 1343) de la debemos a su sobrino, Pedro IV. Se considera Bien de Interés Cultural desde 1987, y merece tanta visita como Ferreries y Cala Galdana.

 

Castillo de Santa Agueda en Ferreries, Menorca

Así que ya tienes plan para otro estupendo día en Menorca: coges tu coche de alquiler, arrancas, y en una media hora, ya has descubierto otra joya inolvidable. ¡Disfrutad de Ferreries!