Lo mejor de los pueblos de Menorca: Es Castell

 

Un rent a car en Menorca significa libertad para explorar la isla y descubrirla por tu cuenta, a tu aire, a tu ritmo, sin que nadie te arrastre arriba y abajo. ¿A dónde te llevará hoy tu coche de alquiler? Nuestra propuesta para hoy es un paseo por la historia británica de Menorca en uno de sus pueblos más emblemáticos: Es Castell.

 

Paseo en coche por la historia británica de Es Castell, Menorca

 

En coche de alquiler hacia el amanecer

Los rayos de sol del amanecer caen primero, siempre, en Es Castell. Construido en la punta oriental más extrema de Menorca, este pueblo es el genuino levante español. Pero más allá de esta curiosidad geográfica, Es Castell esconde una agitada historia de intercambios y fortalezas y piratas que no te puedes perder.

 

Amanecer por la ruta en auto de alquiler en Menorca

 

La población tuvo su origen en una fortaleza, el Castillo de San Felipe, construido por los monarcas españoles en el siglo XVI para proteger la entrada al puerto de Mahón. En aquella época el peligro eran los ataques de los piratas otomanos, y en especial de Barbarroja.

El éxito de sus murallas y baterías en la defensa de los ataques piratas propició que muchos habitantes de Mahón fueran a vivir a los pies de la fortaleza, construyendo allá sus casas. Aquella población accidental se conocía entonces como s’Arrabal de Sant Felip.

 

Barco y antiguas ruinas en viaje en coche de alquiler en Menorca

 

Tras los problemas que dicha población ocasionó a la defensa de la misma fortaleza durante el asedio francés de 1756, se trasladaron las viviendas a un punto algo más alejado, y bajo dirección inglesa, se construyó en 1771 un nuevo pueblo con el clásico trazado ortogonal, al que llamarían Georgetown, que sería el núcleo de la población actual. Aquel mismo siglo la zona pasaría de control francés al británico, luego de nuevo al francés, y finalmente a manos de la monarquía hispánica 1782.

Fue entonces cuando volvió a cambiar de nombre, pasando de Georgetown a Real Villa de San Carlos (en honor a Carlos III de España), o como la conocía todo el mundo, Villacarlos. Para entonces, y pese a su cercanía, la población ya se había emancipado de Mahón y disfrutaba de plena autonomía municipal.

 

Conoce el antiguo muelle de pescadores de Cales Fonts durante tu estadía en Menorca

 

Y así llegamos hasta hoy, con la villa renombrada como Es Castell en referencia al castillo original (cuyas baterías pueden visitarse). Otra joyita menorquina donde podrás ver también su ayuntamiento de arquitectura británica, un interesantísimo museo militar, o el antiguo muelle de pescadores de Cales Fonts, en la que las terrazas de los bares miran siempre al mar y el amanecer, y las tiendas de artesanía se refugian en cuevas que antes refugiaron a los marineros menorquinos.

 

¡Tenéis que verlo!

 

Que ver en Menorca: el museo militar

 

Cómo llegar a Es Castell

Si te alojas en Mahón no tendrás que conducir mucho, porque Es Castell está a unos pocos kilómetros hacia el este. Si te alojas en Ciutadella el trayecto es más largo, pero igualmente sencillo si tienes coche de alquiler en Menorca: sólo has de tomar la Me-1 hacia el este cortando la isla durante unos 50 kilómetros. ¡En menos de una hora te plantarás en la punta más oriental de España!