Paisaje del barranco d'Algendar

Excursión por el Barranc d’Algendar

Son muchas las alternativas que nuestro territorio ofrece para disfrutar de un privilegiado entorno natural, pero sin lugar a dudas, resulta una de las más atractivas propuestas emprender una excursión a través del territorio que ocupa el Barranc d’Algendar. Por tan privilegiada extensión, discurren antiguos senderos y caminos junto al eterno murmullo del agua, donde intensos aromas se entrelazan para inundar el aire con seductoras fragancias. Se ocultan bajo un espeso manto de vegetación, los restos de culturas lejanas y civilizaciones perdidas que nos en un pasado remoto, mientras una atmósfera de viejas historias y antiguas leyendas resuenan entre los elevados acantilados por los que hoy nos proponemos adentrar.

Panorámica del barranc de s'algendarEl Barranc d’Algendar o d’Aljandar (Barranco de Algendar en castellano), parte a escasos Km. del núcleo urbano de Ferreries, en el monte de Santa Magdalena, siguiendo en dirección sur hasta Cala Galdana donde desemboca su arroyo. La formación de los altos acantilados, algunos de hasta 80 metros de altura, se debe a la erosión que ejerce el agua sobre un territorio sedimentario y de roca arenisca. Por otro lado y de forma excepcional en Menorca, el torrente d’Algendar lleva agua durante todo el año, incluso durante los meses más calurosos y secos del verano. Esto se debe a la gran cantidad de afluentes y aguas subterráneas que se suman al caudal del torrente, haciendo posible que su murmullo se oiga durante todo el año a lo largo de los 7 Km de distancia que recorre. Su caudal, permite además el crecimiento de una vegetación de ribera, de nuevo algo más bien poco común en nuestro territorio.

Recientes hallazgos arqueológicos en las cuevas d’Algendar (Cova Murada y Cova del Càrritx, localizadas entre los acantilados) apuntan a que estos parajes fueron habitados ya durante la prehistoria. De siglos posteriores, el territorio conserva todavía restos de aljibes y sistemas de regadío procedentes del dominio árabe (s. X-XIII), teniéndose ya por aquel entonces como un emplazamiento muy apreciado para el cultivo. Más adelante, las tierras fértiles del acantilado serían aprovechadas de nuevo para el cultivo de huertas, en especial a partir del s. XIII. De aquella época, se conservan todavía algunas de las viviendas de los “barranquers”, como eran conocidos aquellos que habitaban y cultivaban estas tierras. En su mayoría abandonadas y semiderruidas, unas pocas viviendas son todavía habitadas por aquellos que quieren recuperar la antigua tradición de cultivar estas tierras.

fauna típica en el barranc de s'algendarComo puntos de especial interés, os recomendamos visitar el mirador del barranco d’Algendar, al que podréis acceder desde Cala Galdana a través de una ruta de aproximadamente unos 8 Km. de distancia (4 Km. de ida y 4 Km. de vuelta). Al llegar a lo más alto del acantilado, podréis disfrutar de unas magníficas vistas sobre un entorno verdaderamente inusual en Menorca, y por supuesto, de incalculable valor ecológico. No obstante, el camino también sabrá recompensar a todos aquellos que no deseen completar la ruta hasta el mirador. El murmullo del agua, la fauna autóctona, los aromas y fragancias en el aire, la vegetación y los acantilados, sumergen al visitante en una atmósfera de viejas historias y antiguas leyendas.

La leyenda de la novia d’Algendar

En una tierra de la que cuentan fue habitada por gigantes e invadida por temibles piratas, dicen que en estos parajes una joven y hermosa campesina fue raptada el día de su boda, por un grupo de piratas turcos siguiendo las órdenes de su capitán, del que según cuentan, estaba enamorada la doncella al pactar su huida junto a él. Rumbo a Berbería, la embarcación naufragó ahogándose toda su tripulación, menos la joven y hermosa novia que sería rescatada por un pescador árabe.

En adelante, su vida sería un tormento al haberse convertido en la esclava del pescador, hasta el día en que logró escapar para llegar de nuevo a la isla de Menorca. Ya en tierra firme, vagó en busca de alguien que pudiera socorrerla, encontrándose de nuevo ante la vivienda de la que años atrás había escapado como una joven novia. Enloquecida, vagó por la isla repitiendo aquella canción que en su noche de bodas le cantaría aquella extraña anciana;

“Sa nuvia d’Algendar
avui és en terra, -demà serà en mar:
avui menja capons i gallines,
demà menjarà sardines
a la vora de la mar.”

“La novia d’Aljandar
Hoy está tierra, mañana estará en la mar
Hoy come capones y gallinas,
Mañana comerá sardinas
A la orilla del mar”

La excursión por el Barranco d’Algendar, evoca sobre grandes historias y el pasado remoto de nuestra isla. Los caminos, se adentran en una vegetación poco habitual en nuestro territorio, descubriéndonos una faceta de Menorca desconocida por la gran mayoría. El murmullo del agua acompaña en todo su trayecto al visitante, que sumergido en un mar de aromas y color quedará embrujado por este hermoso entorno natural.

Así, esta excursión se ofrece como una de las más apreciadas alternativas a la belleza de nuestras playas y calas, en especial para los amantes de la naturaleza que se inclinen por un territorio de interior, otra de las atractivas propuestas que os hacemos desde Autos Vivó, la empresa de alquiler de vehículos en Ciutadella de Menorca que le pone ruedas a tus ilusiones.

Cómo llegar al Barranc de s’Algendar

El barranco de s’Algendar se encuentra situado a escasos Km. en dirección oeste del núcleo urbano de Ferreries. Marca la separación natural entre los términos municipales de Ferreries y Ciutadella de Menorca, quedando muy cercano a la Ctra. principal que une Maó con el núcleo urbano de Ciutadella.

Para llegar hasta el mirador del barranco d’Algendar, partiremos del núcleo urbano de Cala Galdana, donde desemboca el arroyo d’Algendar, en dirección norte a través del Passatge del Riu. Desde aquí, el mirador nos queda a unos 4 Km. de distancia.

Otra opción, es partir desde Ferreries en dirección oeste, a través de Son Gornés. No obstante, desde aquí tardaríamos mucho más en adentrarnos en el entorno natural del barranc d’Algendar, siendo quizás más aconsejable la primera opción.

Es de vital importancia que antes de emprender cualquier ruta o excursión por Menorca, ampliéis la información de la misma en cualquier oficina de turismo en la isla, donde os equiparán con mapas y toda la información necesaria.

Por otra parte, no olvidéis ir equipados con agua suficiente para todo el grupo y algo de alimentos de ser preciso. Durante los meses más calurosos, se aconseja además llevar un buen protector solar, así como gorras, gafas de sol, ropa y calzado cómodo para caminar.


Ver Barranc de s’Algendar en un mapa más grande

Imágenes: es.wikipedia.org / Lucasz Lucasik