Talaillot de Torrellonet Vell

El Talayot de Torelló

En nuestro habitual recorrido por los vestigios de la fascinante cultura talayótica de Menorca, hoy os proponemos conocer el poblado de Torelló, en Maó-Mahón. Como siempre, resulta apasionante emprender este particular viaje en el tiempo, que nos devuelve a la sociedad que pobló la isla hace miles de años. Si estáis preparados, comenzamos la excursión.

Para empezar, debemos decir que Torelló es uno de los poblados más grandes del municipio de Maó-Mahón. Del complejo se conservan dos impresionantes talayotes, restos de una casa, dos hipogeos y parte del sistema de recogida de aguas. Se han realizado diferentes excavaciones en zonas adyacentes y se han hallado otras estructuras, hecho que demuestra las considerables dimensiones que tuvo la población. Los trabajos agrícolas y las obras de construcción del Aeropuerto de Mahón (luces aeroportuarias) dañaron parte de este conjunto arquitectónico.

Pero, sin ningún tipo de duda, el monumento más reseñable del poblado es el denominado Talayot de Torelló (Talaiot de Torellonet Vell). Para muchos expertos, estamos ante uno de los talayotes más impresionantes de Menorca. Pero no hace falta ser un entendido para comprobar que monumentalidad, belleza y singularidad no le faltan al enclave. Se estima que se construyó entre el año 1.000  y el 700 antes de Cristo.

Talaiot de Torellonet VellRecordemos que un talayote (talaiot) es una construcción en mampostería y en seco, realizada con bloques cortados de forma regular. En ocasiones, éstos se retocaban para que encajasen entre sí, logrando dotar de mayor consistencia al edificio. Fueron usuales las estructuras con planta circular u oval, como es el caso del Talayot de Torelló o del Talayot de Sa Canova. Todos ellos se erigieron gracias a hiladas de piedras bien cortadas. El espesor de los muros variaba, aunque solían ser de tres o cuatro metros. Por lo que respecta al tamaño de la cámara central, es raro que fuera inferior a cinco metros o superior a seis metros de diámetro. En definitiva, puede decirse que la técnica de construcción empleada fue bastante rudimentaria, circunstancia que contrasta con la altura de las edificaciones y con la apertura de cámaras y corredores en el interior de los talayotes.

El Talayot de Torelló tiene forma troncocónica y está construido con piedras que llaman la atención por su regularidad. Este monumento megalítico posee una característica, que lo hace diferente a otros semejantes de la isla. En la parte superior del talayote, se conserva un portal con un dintel monolítico. Esta puerta da acceso a una cámara circular.

Talayot de TorellóEn el poblado y sus inmediaciones también se ha hallado, como decíamos al principio, parte del sistema de recogida de aguas. Se trata de varias canalizaciones y dos cisternas de almacenamiento. Una de éstas posee pequeños agujeros para la decantación del líquido elemento. Por otra parte, también existe otro talayote, más pequeño y menos espectacular que el ya descrito.

Recientemente, la Consellería de Cultura y Patrimonio del Consell de Menorca ha procedido a la instalación de iluminación nocturna en el Talayot de Torelló. De esta forma, el monumento se une a otros, como el Talayot de Trebalúger o Binisafullet Nou, que ya cuentan con este tipo de alumbrado. Es una excelente iniciativa, para que visitantes y residentes puedan admirar estos vestigios de la cultura talayótica y el patrimonio arqueológico de Menorca. Tengamos presente que se está gestionando, ante la Unesco, la candidatura de Menorca Talayótica para su declaración como Patrimonio de la Humanidad.

Otros lugares de interés de la zona

En la zona denominada “es Pasatge” se encontró, a comienzos de los años setenta, una tumba con restos humanos. Cerca del lugar existe una cantera de marés, piedra típica de la isla, con restos de otros diez túmulos. Por último y en la Cova de ses Rates Pinyades existen pinturas rupestres.

Aprovechando la visita al poblado de Torelló, podéis acercaros hasta Sant Climent, que es el pueblo más cercano al yacimiento. Sant Climent pertenece al término municipal de Maó-Mahón, de la que dista unos cuatro kilómetros. El municipio data del siglo XIX, tras la dominación francesa e inglesa. Por la zona se pueden realizar varias rutas, conocer la pequeña iglesia de la localidad y monumentos como la Basílica des Fornás, la Taula de Talatí, Mussuptá o Les Taules de Binimaimut.

Desde Autos Vivó os recomendamos, por ejemplo, que echéis un vistazo a la Basílica des Fornás. Se trata de un templo paleocristiano, erigido entre los siglos V y VI después de Cristo. Aunque está protegida con tela metálica para evitar destrozos, es posible observar cómo fue la construcción original.

Cómo llegar al Talayot de Torelló

Para llegar hasta el Talayot de Torelló, desde Mahón, debéis tomar la carretera de Sant Climent (Me-12). Una vez pasada la rotonda del Aeropuerto y a la derecha, un pequeño camino asfaltado y señalizado os llevará hasta el poblado de Torelló.

Ubicación: Carretera Mahón –  Sant Climent

Fuente: Menorca Talayótica, Masarteaum

Imágenes : Flickr- Britt Marie Solhlstrom, Wikimedia Commons, FB Caminamenorca