Taula y talayote Torralba d'en Salord

El poblado talayótico de Torralba d´en Salord

La isla de Menorca albergó hace miles de años la cultura talayótica, una sociedad prehistórica con orígenes en el segundo milenio antes de Cristo. Su nombre se debe a los talayotes, unas construcciones megalíticas que abundan en muchos rincones de la isla. El poblado de Torralba d´en Salord, entre Maó y Alaior, es uno de los más emblemáticos y sorprendentes vestigios de estas características.

El origen de esta cultura se vinculó, hasta hace poco tiempo, con la llegada de invasores procedentes del Mediterráneo oriental y con la Crisis de los Pueblos del Mar. Aquéllos se habrían mezclado con la población autóctona de la isla y habrían aportado construcciones defensivas como talayotes y murallas. Sin embargo, estudios recientes cuestionan esa teoría y se inclinan por factores evolutivos internos, como detonantes de dichas manifestaciones arquitectónicas.

Torralba d´en Salord fue un poblado talayótico habitado entre el año 1.000 antes de Cristo y la época de los romanos, aunque existe constancia de su ocupación también durante la Edad Media. No en vano, se han descubierto restos de una casa datada en el siglo XVII. El conjunto conserva vestigios de la antigua muralla ciclópea, viviendas, cuevas, talayotes, una sorprendente sala hipóstila y el fascinante recinto de Taula, sin duda, el monumento más llamativo y espectacular de todo el yacimiento.

La Taula (mesa en catalán) es la pieza central del recinto, mide alrededor de cuatro metros y se halla rodeada de pilastras laterales. Se trata de una enorme losa horizontal apoyada sobre otra vertical, adoptando la forma de una “t” o de una gigantesca mesa. En ella se descubrió un altar de roca virgen y la pequeña talla de un caballo de bronce. Igualmente, se halló la escultura de un toro, también fundida en bronce, datada en el siglo III antes de Cristo y que puede contemplarse, actualmente, en el Museo de Menorca. En éste es posible admirar, igualmente, diferentes piezas de terracota del mismo lugar.

Taula Torralba d'en SalordLa Taula destaca por su elegancia, por encontrarse en perfecto estado de conservación y por ser uno de los monumentos de estas características más grandes de toda Menorca. Se investigan las razones por las que este tipo de construcciones no existen en Mallorca, a pesar de compartir ambas islas la misma cultura talayótica. Lo que parece evidente es que se empleó como santuario y que se erigió en una zona en la que las divinidades se manifestaban de algún modo. Fue un lugar de culto, en el que se ofrecían sacrificios u ofrendas y donde una hoguera ardía de manera permanente. La Taula es, sin duda, el emblema y símbolo de la Prehistoria en la isla de Menorca.

La sala hipóstila de Torralba d´en Salord está sustentada por columnas, es una de las mejor conservadas y mantiene intacta su cubierta de piedra. En la zona también existen restos de dos grandes talayotes. El más grande de ellos aún no se ha excavado y el segundo está construido sobre una casa de la época pretalayótica. En el poblado de Torralba d´en Salord también nos topamos con elementos ajenos a la cultura prehistórica de Baleares. Así, es posible contemplar una cantera de piedra arenisca, una boyera o un pozo.

Muchos estudiosos describen el poblado talayótico de Torralba d´en Salord y, en general, todos los monumentos de aquella cultura prehistórica como “obras maestras de la potencia en equilibrio”. Se les considera un híbrido entre la arquitectura y la escultura y algunos los definen como “pensamientos convertidos en piedra”. Lo cierto es que el conjunto monumental de Torralba d´en Salord es un auténtico museo al aire libre y el máximo exponente de la cultura talayótica, junto con Torre d´en Galmés y otros grandes yacimientos localizados en la isla de Menorca.

Se estima que el poblado fue habitado por unas 500 personas. Las excavaciones se iniciaron en 1973 y, a día de hoy, aún existen tesoros arquitectónicos por desenterrar en la zona. Visitar el yacimiento cuesta 4 euros a adultos y 2,5 euros a estudiantes y pensionistas. Los niños menores de doce años no pagan. La entrada entre los meses de noviembre y marzo es libre, aunque el punto de información se halla cerrado durante ese período del año.

Cómo llegar al poblado talayótico de Torralba d´en Salord

El poblado de Torralba d´en Salord está situado a unos 4 kilómetros de Alaior. Para acceder al mismo hemos de coger, desde esta localidad, la carretera de cala En Porter.

Desde la carretera general no es preciso entrar en Alaior, pues existe una señal de salida para tomar la primera vía.

Si, por el contrario, venimos desde Sant Climent, también podemos coger la carretera hacia cala En Porter. Tras 4 kilómetros, nos desviaremos a la derecha en dirección a Alaior.

Sin duda, un destino lleno de encantos y misterios que, desde Autos Vivó, os invitamos a descubrir y a gozar de principio a fin.


Ver Torralba d’en Salord en un mapa más grande

Imagen; es.wikipedia.org