Cornia Nou

El poblado talayótico de Cornia Nou

En nuestro particular viaje por el pasado más remoto de Menorca, en busca de vestigios de la civilización milenaria de la isla, nos detenemos en esta ocasión en el poblado talayótico de Cornia Nou. Se encuentra muy cerca de Maó-Mahón y está erigido sobre un enorme roquedal de arenisca. A pesar del paso del tiempo (estos restos arqueológicos datan del período 1.000-750 antes de Cristo), en este enclave lleno de misterio se conservan en buenas condiciones dos talayotes de diferente tipología. Desde Autos Vivó os proponemos un recorrido por la zona, para apreciar ambos hallazgos y otras joyas arquitectónicas cercanas con las que deleitar la vista.

Los talayotes de Cornia Nou

Cornia NouSin duda, la construcción que más sorprende al visitante del poblado es el impresionante talayote troncocónico de más de 10 metros de altura (Oeste). Posee grandes dimensiones, planta circular y se levantó a base de piedras colocadas en hileras horizontales. En su base se ha puesto al descubierto una edificación de planta absidal y un recinto, que aún conserva la primitiva cubierta de piedra. Desde éste se accede a una plataforma exterior y a una empinada escalera, que permite alcanzar la parte más elevada del talayote. Existe otro acceso con una escalinata que desemboca en la cima del edificio, aprovechando los forros externos del mismo. Otro conducto análogo se sitúa en el lado oeste del talayote e, igualmente, lleva hasta la cúspide de la construcción. En definitiva, nos hallamos ante un monumental edificio de 26 metros de diámetro, que llama la atención por sus corredores y escalinatas.

El talayote este posee dimensiones mucho más discretas. En concreto, tiene un diámetro de 12 metros y una altura que ronda los 4. También tiene planta circular. Está conformado por dos cuerpos diferenciados, adosados a una muralla. Una galería lo atraviesa de norte a sur. Ésta está cubierta con losas de piedra empleando la técnica de aproximación de hiladas y yuxtaposición. Por último, existe un cubículo lateral de planta elíptica, que se comunica con la estancia principal gracias a un conducto.

Otros monumentos, objetos y restos hallados en el poblado

Cornia Nou, poblado talayótico cercano a MaóJunto a los talayotes existen restos de otras construcciones, que han sido excavadas e investigadas por técnicos del Museo de Menorca. Se han hallado gran cantidad de objetos relacionados con la alimentación, punzones, morteros etc.

Al sur del gran talayote se descubrió un edificio con estructura interna compleja. A los lados del mismo existen otras, de las que hoy en día se ignora su finalidad. La fachada de la construcción es cóncava y en el interior se han localizado un empedrado elaborado con molinos de mano reciclados y un área de combustión a base de losas de pizarra.

Existe otro monumento de parecidas características, aunque de dimensiones más reducidas. La longitud de la fachada es de casi 9 metros y la puerta está reforzada con piedras en vertical.

En la zona arqueológica destaca, igualmente, una necrópolis islámica con las fosas excavadas en la roca. Está conformada por hipogeos de diferentes características (de horno, de planta circular, irregulares…)

En cuanto a los objetos catalogados, destacan los siguientes: punzones de bronce, cerámica talayótica, ibérica, romana e islámica, morteros, punzones de hueso, percutores y molinos de mano.

Diferentes trabajos arqueológicos han permitido reconstruir íntegramente diferentes piezas talayóticas, empleadas entre los siglos VI y III antes de Cristo. Por otro lado, también se han estudiado restos faunísticos en la zona. Como conclusión de estos trabajos, podemos asegurar que la cabra, la oveja, el cerdo y la vaca fueron animales usuales en estos núcleos de población de la civilización talayótica.

En el interior de uno de los “sitjots”, junto al talayote este, se encontraron restos humanos. Pertenecían a un varón adulto, de entre 40 y 50 años, que murió entre el siglo III y el IV después de Cristo. Se sabe, además, que este antepasado padeció enfermedades como osteoartrosis o caries. No fue la tumba original del fallecido, se cree que fue depositado en el “sitjot”, cuando el enterramiento original desapareció.

Los últimos trabajos arqueológicos en el poblado se llevaron a cabo entre 2007 y 2012. Un equipo del Museo de Menorca fue el encargado de efectuar estas intervenciones sobre los talayotes y restos de monumentos de la zona.

Cómo llegar hasta el poblado talayótico de Cornia Nou

El poblado de Cornia Nou se halla en el kilómetro 2,5 de la carretera Mahón-San Clemente. En concreto, se sitúa entre el polígono industrial de Maó-Mahón y la carretera del aeropuerto. Desde el polígono, debe tomarse el Camino Viejo de San Clemente y recorrer en torno a 400 metros. Lo más recomendable es aparcar en las inmediaciones del polígono, en la calle Aguileña. Los accesos están bien indicados.

Fuentes : Noticias de Historia Antigua y Arqueología, Menorca.es, Menorca Talaiòtica

Imágenes: Wikimedia-Sa monea, Menorca.es