Archivo de la categoría: Poblaciones

Ruta por las poblaciones más destacadas de Menorca y los núcleos urbanos más importantes de la isla.

Lo mejor de los pueblos de Menorca: Es Castell

 

Un rent a car en Menorca significa libertad para explorar la isla y descubrirla por tu cuenta, a tu aire, a tu ritmo, sin que nadie te arrastre arriba y abajo. ¿A dónde te llevará hoy tu coche de alquiler? Nuestra propuesta para hoy es un paseo por la historia británica de Menorca en uno de sus pueblos más emblemáticos: Es Castell.

 

Paseo en coche por la historia británica de Es Castell, Menorca

 

En coche de alquiler hacia el amanecer

Los rayos de sol del amanecer caen primero, siempre, en Es Castell. Construido en la punta oriental más extrema de Menorca, este pueblo es el genuino levante español. Pero más allá de esta curiosidad geográfica, Es Castell esconde una agitada historia de intercambios y fortalezas y piratas que no te puedes perder.

 

Amanecer por la ruta en auto de alquiler en Menorca

 

La población tuvo su origen en una fortaleza, el Castillo de San Felipe, construido por los monarcas españoles en el siglo XVI para proteger la entrada al puerto de Mahón. En aquella época el peligro eran los ataques de los piratas otomanos, y en especial de Barbarroja.

El éxito de sus murallas y baterías en la defensa de los ataques piratas propició que muchos habitantes de Mahón fueran a vivir a los pies de la fortaleza, construyendo allá sus casas. Aquella población accidental se conocía entonces como s’Arrabal de Sant Felip.

 

Barco y antiguas ruinas en viaje en coche de alquiler en Menorca

 

Tras los problemas que dicha población ocasionó a la defensa de la misma fortaleza durante el asedio francés de 1756, se trasladaron las viviendas a un punto algo más alejado, y bajo dirección inglesa, se construyó en 1771 un nuevo pueblo con el clásico trazado ortogonal, al que llamarían Georgetown, que sería el núcleo de la población actual. Aquel mismo siglo la zona pasaría de control francés al británico, luego de nuevo al francés, y finalmente a manos de la monarquía hispánica 1782.

Fue entonces cuando volvió a cambiar de nombre, pasando de Georgetown a Real Villa de San Carlos (en honor a Carlos III de España), o como la conocía todo el mundo, Villacarlos. Para entonces, y pese a su cercanía, la población ya se había emancipado de Mahón y disfrutaba de plena autonomía municipal.

 

Conoce el antiguo muelle de pescadores de Cales Fonts durante tu estadía en Menorca

 

Y así llegamos hasta hoy, con la villa renombrada como Es Castell en referencia al castillo original (cuyas baterías pueden visitarse). Otra joyita menorquina donde podrás ver también su ayuntamiento de arquitectura británica, un interesantísimo museo militar, o el antiguo muelle de pescadores de Cales Fonts, en la que las terrazas de los bares miran siempre al mar y el amanecer, y las tiendas de artesanía se refugian en cuevas que antes refugiaron a los marineros menorquinos.

 

¡Tenéis que verlo!

 

Que ver en Menorca: el museo militar

 

Cómo llegar a Es Castell

Si te alojas en Mahón no tendrás que conducir mucho, porque Es Castell está a unos pocos kilómetros hacia el este. Si te alojas en Ciutadella el trayecto es más largo, pero igualmente sencillo si tienes coche de alquiler en Menorca: sólo has de tomar la Me-1 hacia el este cortando la isla durante unos 50 kilómetros. ¡En menos de una hora te plantarás en la punta más oriental de España!

 

 

Lo mejor de los pueblos de Menorca: Alaior

 

Hoy seguimos descubriendo los pueblos más interesantes de Menorca desplazándonos hacia el interior de la isla en nuestro coche de alquiler. En el centro-este, sobre una colina, se levanta otra de las joyitas encaladas menorquinas, la tercera población de la isla: Alaior.

 

Visita el casco antiguo de Alaior en Menorca

 

Sobre el cerro domina la iglesia de Santa Eulàlia, rodeada por una marea de casas blancas entre las que destacan algunos de sus principales edificios del casco antiguo: las Casas Consistoriales (del siglo XVII), la iglesia de San Diego (no puedes perderte el hermoso pati de sa Lluna, un antiguo claustro franciscano), o Can Salort como representante histórico de la arquitectura civil de Menorca.

 

Visita la Parroquia de Santa Eulalia en Alaior en Menorca

 

Pero Alaior no termina, ni mucho menos, con la visita de su casco antiguo. Alaior es también cultura y tradición, y un lugar ideal para adquirir artesanía menorquina:

 

  • La zapatería ha sido una de las industrias artesanas más enraizadas en Alaior, y actualmente algunos de los mejores fabricantes de calzado de la isla viven y trabajan allí.
  • Productos locales como el queso (D.O. Maó), las quesadas y las sobrasadas, o galletas, cocas y licores propios.
  • Incluso quedan vestigios de oficios en vías de extinción, como el de maestro aradero.

 

Alaior es el lugar ideal para adquirir artesanía menorquina

 

Road trip por los alrededores de Alaior en Menorca

 

Alaior no tiene poblaciones vecinas al sur, lo que ha hecho crecer desde el pueblo hasta el litoral diversas urbanizaciones en las que hoteles, restauración y ocio nocturno ofrecen otras vías de entretenimiento. Pero el turista cultural encontrará otros atractivos en los alrededores de la bella Alaior: algunos de los mejores restos arqueológicos de Menorca.

 

Necropolis de cuevas funerarias con tu coche de alquiler en Menorca

 

Y es que, en los mismos cerros en los que se alza la Alaior actual desde la Edad Media, ya mucho antes vivieron otros pobladores. En concreto la cultura talayótica de las Baleares, esas gentes de la Edad del Hierro que construyeron poblados, torres defensivas y monumentos. Si visitas Alaior, no puedes perderte:

 

  • Torralba d’en Salort: en este yacimiento se encuentra la más espectacular y mejor conservada “Taula” de Menorca.
  • Sa Torre d’en Gaumés: el poblado talayótico más grande de la isla, que albergó a casi mil almas hace miles de años.
  • Calescoves: una impresionante necrópolis con decenas y decenas de cuevas funerarias.

 

No te pierdas los restos arqueológicos de la cultura talayótica en Menorca

 

Cómo llegar a Alaior con tu rent a car en Menorca

 

Llegar a Alaior desde Ciutadella es bien sencillo: sólo tienes que coger la Me-1 hacia el este, y en unos 40 minutos estaréis allá listos para pasar una jornada estupenda en Menorca con todos los atractivos de este pueblo y sus alrededores.

 

¡Que disfrutéis el día!

Lo mejor de los pueblos de Menorca: Mahón

Comenzamos esta semana una serie de publicaciones en la que conoceremos a fondo cada una de las poblaciones de Menorca, y te conduciremos hasta sus rincones más bonitos y espectaculares, ¡para que a la vuelta, tengas la certeza de haber conocido lo mejor de estas ciudades!

En primer lugar, nos desplazaremos a la capital de la isla, Mahón, para enseñarte los 5 lugares o actividades que no te puedes perder. Como siempre, hemos preparado esta ruta para que la realices en coche, y aproveches así mejor tu tiempo. Y recuerda reservar con nosotros tu coche de alquiler en Menorca, ¡pues ofrecemos unas condiciones inmejorables en la isla!

 

Visita el puerto natural de Mahón

Si has llegado a la isla por barco, no es necesario que te expliquemos más, pues ya habrás recorrido los más de 6km de longitud que tiene este puerto natural, ¡siendo uno de los mayores del mundo! Pero si aún no lo conoces, acércate a este lugar lleno de naturaleza y de historia, pues en este puerto han albergado sus flotas las distintas civilizaciones que han pasado por Menorca a través de los siglos.

Si dispones de tiempo suficiente, no dejes de visitar las numerosas fortificaciones militares que se encuentran construidas a su alrededor, o incluso las que se erigen en alguna de las islas de su interior, como la Illa del Rei y el Lazareto.

 

En este puerto han albergado sus flotas las distintas civilizaciones que han pasado por Menorca a través de los siglos

 

La Iglesia de Santa María y su espectacular órgano

Aunque no llame mucho la atención por su sencillo aspecto exterior, la visita a la Iglesia de Santa María te sorprenderá desde el momento en el que cruces sus puertas. Su interior de estilo neogótico se construyó sobre los restos del templo gótico original del siglo XIV, que fue destruido en 1535 durante el saqueo del pirata Barbarroja.

Pero si algo destaca por encima del resto en este lugar, es su monumental órgano construido en 1809, y que funciona gracias a sus 4 teclados y más de 3.000 tubos. ¡Programa tu visita para la 1 del mediodía si quieres escuchar el magnífico concierto que se ofrece diariamente!

 

Este monumental órgano construido en 1809 funciona gracias a sus 4 teclados y más de 3.000 tubos

Imagen vía: menorca.es

 

Conoce el Portal de Sant Roc

Ahora situado en el centro de la ciudad, el Portal de Sant Roc fue un día parte de las murallas que delimitaban el pueblo de Mahón, y constituía la puerta norte de la ciudad, que unía ésta con Ciutadella. Hoy día está integrado junto a viviendas y edificios modernos, manteniéndose como recuerdo histórico del desarrollo de Mahón.

 

El Portal de Sant Roc fue un día parte de las murallas que delimitaban el pueblo de Mahón

 

Revive la historia de la isla en el Museo de Menorca

Y si aún quieres aprender más sobre la historia de la isla, y de Mahón en particular, dirígete al Museo de Menorca, situado en el viejo convento franciscano de la ciudad. En él descubrirás todo lo relacionado con la cultura talayótica y con el resto de civilizaciones que fueron eligiendo Menorca como su hogar a lo largo de los años, ¡y todo ello entre las paredes de un edificio espectacular!

 

Para aprender más sobre la historia de la isla, dirígete al Museo de Menorca, situado en el viejo convento franciscano de Mahón

 

Saborea la gastronomía de Mahón

Queso de Mahón, cocas y pasteles locales, calderetas de pescado y marisco, sobrasada y demás embutidos, vinos de Menorca, ginebra Xoriguer… ¿Acaso alguien no conoce aún la magnífica cocina menorquina? ¡Aprovecha los huecos que tengas entre visita y visita y disfruta de la gastronomía de Mahón en los bares y restaurantes del centro!

 

Aprovecha los huecos que tengas entre visita y visita y disfruta de la gastronomía de Mahón en sus bares y restaurantes

 

¡Y no pienses que tu visita a Mahón termina aquí! Sólo hemos elegido lo más interesante que puedes encontrar dentro de su casco histórico, pero aún debes conocer otros increíbles rincones a su alrededor, como la Fortaleza de La Mola y s’Albufera des Grau. Así que date prisa y alquila con nosotros tu coche en Menorca, ¡que esta ruta no va a dejar de sorprenderte!

Conoce las fiestas patronales de Menorca

 

¿No has podido asistir este año a las Fiestas de Sant Joan en Ciutadella? Es una lástima, ¡pero aún no está todo perdido! Sin duda, ésta es la fiesta grande de la isla, pero durante el resto del verano Menorca celebra fiestas patronales en las demás poblaciones, protagonizadas también por los caballos y sus jinetes, ¡así que todavía estás a tiempo de conocer alguna de ellas!

A continuación te detallamos las fechas y lugares en los que se celebran estas fiestas, para que puedas planificar tu viaje a Menorca y disfrutar de al menos una de ellas durante tu visita. Y recuerda que, vengas a Menorca en la fecha que vengas, siempre podrás alquilar con nosotros un coche para desplazarte por la isla a tu ritmo.

 

Fiestas de Sant Martí: 3er fin de semana de julio

La primera de las fiestas menorquinas después de las de Sant Joan se celebra en Es Mercadal en la segunda quincena de julio. Comienzan con el toque del flabiol y el tambor, lo que sirve de señal a los jinetes para dirigirse a la plaza a lomos de sus caballos, y hacerlos saltar y bailar al ritmo de la música, en lo que se denomina un jaleo.

 

La primera de las fiestas menorquinas después de las de Sant Joan se celebra en Es Mercadal en la segunda quincena de julio.

Imagen vía: menorca.info

 

Fiestas de Sant Antoni: 4º fin de semana de julio

Una semana después, el jaleo se traslada a Fornells, donde los caballos bailan junto al mar en pleno puerto de pescadores. Si viajas a Menorca en estas fechas, además de poder participar de la fiesta, ¡aprovecha para probar la mejor caldereta de langosta de toda la isla!

 

Fiestas de Sant Jaume: 24 y 25 de julio

La siguiente fiesta del calendario se celebra en Es Castell en honor a su patrón Sant Jaume, y se viene celebrando desde el año 1.786. Además de los jaleos y las carreras de caballos, podrás encontrar por sus calles conciertos, atracciones y espectáculos de fuegos artificiales.

 

La siguiente fiesta del calendario se celebra en Es Castell en honor a su patrón Sant Jaume, y se viene celebrando desde el año 1.786.

Imagen vía: menorcaaldia.com

 

Fiestas de Sant Cristòfol: 5º fin de semana de julio o 1º de agosto

En las fiestas patronales de Es Migjorn Gran, el jaleo se distingue del de las demás poblaciones porque los caballos bailan en la plaza a ritmo de samba, interpretada por la magnífica orquesta del pueblo.

 

Fiestas de Sant Gaietà: 1er fin de semana de agosto

En la pequeña pedanía de Llucmaçanes, dentro del término municipal de Mahón, se celebran las fiestas del patrón en torno a la iglesia de Sant Gaietà. También puedes aprovechar tu visita al pueblo para recorrer alguno de los hermosos caminos rurales que parten de allí.

 

Fiestas de Sant Llorenç: Fin de semana posterior al 10 de agosto

En el municipio de Alaior se tiene constancia de esta festividad desde el año 1.287. Además de los jaleos, estas fiestas son conocidas especialmente por sus tradicionales carreras de caballos, y por el desfile de carrozas en el que participan los gigantes y cabezudos del pueblo.

 

Además de los jaleos, estas fiestas son conocidas especialmente por sus tradicionales carreras de caballos, y por el desfile de carrozas.

Imagen vía: menorca.info

 

Fiestas de Sant Climent: 3er fin de semana de agosto

Que las fiestas patronales de Sant Climent tengan lugar bajo el calor sofocante de agosto tiene como consecuencia el peculiar fin de fiesta que se vive en esta población: ¡La guerra del agua! Vecinos y turista se lanzan cubos de agua por las calles y desde los balcones, en una celebración que cada año gana más popularidad.

 

Fiestas de Sant Bartomeu: 23 y 24 de agosto

Mientras los jinetes se preparan para comenzar las fiestas patronales de Ferreries, reparten unas pequeñas velas, llamada candeletes, entre los vecinos, como símbolo para apartar los malos augurios. Justo después comienzan los jaleos, que también cuentan con una versión infantil: ¡Montan a lomos de burros! Y para terminar, todos disfrutan de una deliciosa torrada de sobrasada menorquina.

 

Mientras los jinetes se preparan para comenzar las fiestas patronales de Ferreries, reparten unas pequeñas velas, llamada candeletes, entre los vecinos.

Imagen vía: illesbalears.travel

 

Fiestas de Sant Lluís: 4º fin de semana de agosto

A lo largo del fin de semana de fiestas del pueblo de Sant Lluís, además de los tradicionales jaleos, se suceden bailes, desfiles de carrozas y lanzamiento de fuegos artificiales.

 

Fiestas de Mare de Déu de Gràcia: 7 y 8 de septiembre

Las últimas fiestas del verano en Menorca tienen lugar en la capital de la isla, Mahón. El repique de campanas da comienzo a la fiesta, en la que tienen lugar multitud de actividades. El primer día, los gigantes y cabezudos desfilan por las calles al ritmo de la banda municipal, mientras que algunos vecinos los acompañan vestidos con las ropas típicas de la isla. Además de los habituales jaleos, jinetes y caballos participan en la ceremonia religiosa de las fiestas, trasladando a la virgen hasta la iglesia. Y el último día, se instalan en el puerto escenarios y puestos ambulantes, donde se puede disfrutar de buena música mientras degustas la mejor comida típica de Menorca. ¿Hay mejor forma de terminar las fiestas?

 

Las últimas fiestas del verano en Menorca tienen lugar en la capital de la isla, Mahón.

Imagen vía: illesbalears.travel

 

Esperamos verte este verano por Menorca disfrutando de alguna de sus fiestas, y de este modo conocer unas tradiciones únicas en el mundo. Y si necesitas alquilar un coche para tus desplazamientos por la isla, resérvalo con nosotros cuanto antes, que en estas fechas tan concurridas, ¡conviene ser previsor!