Archivo de la categoría: Playas y calas

Las playas más salvajes de Menorca – Cala Escorxada

¡Arranca los motores de tu coche de alquiler en Menorca, tenemos algo nuevo que contarte! 

Seguro que recuerdas la peculiar Cala Trebalúger con su torrente, el pinar frondoso que le rodea y sus hipnotizantes aguas cristalinas. Pero seguro que sabes que no es la única playa salvaje de Menorca que se encuentra escondida y semi-virgen, ¿verdad?

Anota el nombre de Cala Escorxada, una preciosa bahía no muy conocida en la que solo se escucha el sonido del mar. Queremos contártelo todo sobre esta playa oculta. ¿Nos acompañas? 

Cala Escorxada: una maravilla desconocida del sur de Menorca.

Es una de las calas favoritas del suroeste de la isla de Menorca, ya que se encuentra bastante aislada de cualquier núcleo urbano. Le rodea un área natural de especial interés que abarca desde Binigaus hasta Cala Mitjana.

Tiene un característico paisaje sureño de arena blanca y aguas de color turquesa que te sacude los cinco sentidos de una sentada. Es bastante tranquila, incluso en los meses de verano.  Y es de una naturalidad salvaje: quizás te resulte desagradable encontrar algas en la orilla; no desesperes, es una señal de que el agua es apta para el baño.

Su desafiante camino de acceso hace que sólo los valientes se atrevan a perderse en esta belleza de bahía. ¿Te atreves?

La caminata es algo abrupta y larga, pero el paisaje de acantilados amerita hacer más de una pausa por el camino. Si vas con niños o no te apetece andar, ven en barco, echa el ancla y quédate durante horas anonadado por los bosques y acantilados que bordean la zona.

A tan sólo cinco minutos andando está Cala Fustam, otra carismática playa que merece una visita.

Y ahora que conoces todos los secretos de esta playa virgen, ahora solo te falta ir.

Qué llevar y cómo llegar a Cala Escorxada

Para llegar a esta escondida playa, coge tu coche de alquiler en Menorca y dirígete desde Ferreiras en dirección sur hacia la carretera ME-20, y luego conduce hasta Es Migjorn Gran. Allí toma la salida ME-18 hasta la urbanización Santo Tomás. En esa misma rotonda verás un parking público donde podrás dejar tu coche de alquiler. Desde aquí empieza tu aventura a pie.

Camina por la costa de la playa de Binigaus y a mitad de camino verás las indicaciones para acceder a Cala Excorxada. Te espera una emocionante caminata llena de desafíos, por lo que te recomendamos llevar un calzado adecuado para el terreno rocoso. Siguiendo el camino señalizado es imposible perderse, según el ritmo que tomes llegarás en unos 50 minutos o una hora.

Acceder en bicicleta puede resultar complicado, ya que alcanzando a cierto tramo tienes que aparcarla y continuar a pie. 

Para evitar el fuerte oleaje y las medusas, mejor si la visitas cuando sople el viento de tramontana. Y recuerda que es una playa alejada de los núcleos turísticos así que lleva todo lo necesario ( agua, comida, protector solar, ropa de abrigo, etc) para pasar un día inolvidable en una de las playas más salvajes de Menorca.

Las playas más salvajes de Menorca – Cala Trebalúger

Aprovecha otro día más de tus vacaciones o tu escapada para seguir recorriendo con tu coche de alquiler en Menorca las calas más alejadas de la ciudad, y desconectar de todo. En el último post, vimos lo escandalosamente coqueta que es la Cala Estalaier y cómo despierta los sentidos con solo pasear por su sendero.

Acompáñanos hoy hasta Cala Trebalúger, un auténtico paraíso de arena blanca y aguas turquesa, escarpada por acantilados y rodeada de una naturaleza viva ideal si quieres pasar el día en una de las playas más salvajes de Menorca. ¡Una auténtica joya que no puedes perderte!

 

 

La Cala Trebalúger: la más recóndita del suroeste de Menorca.

Esta preciosa cala se encuentra situada en el municipio de San Cristobal al suroeste de la isla de Menorca.

Rodeada de un frondoso pinar que le aporta un contraste especial, destaca por el riachuelo de agua dulce que desemboca en la misma playa: el Barranc d´en Fideo, que a veces cambia de forma natural el color de las aguas por la descomposición de las algas.

Aunque hay que caminar un rato para acceder a ella, la ventaja es que suele estar poco frecuentada por turistas. La mejor época para visitarla es en temporada baja ya que en temporada alta, quizás, la presencia de barcos te quite esa sensación de aislamiento.

Se puede practicar el nudismo y el snorkel con total libertad. Túmbate en la arena y siente la fuerza del mediterráneo en su estado puro, vibra en sintonía con las chicharras hasta que se esconda el sol.

Qué llevar y cómo llegar a Cala Trebalúger

La mejor manera de llegar a Cala Trebalúger es a pie. Pero antes súbete a tu coche de alquiler en Menorca y toma la salida sur desde la gran rotonda de Ferrerias, y un poco antes de llegar a Cala Galdana encontrarás un desvío a la izquierda con la indicación: parking de Mitjana. Allí podrás dejar cómodamente tu coche de alquiler y comenzar la excursión hacia la escondida Cala Trebalúger.

Durante el paseo disfrutarás de las maravillosas vistas a la bahía Mitjana. Demuestra de qué están hechas tus piernas subiendo por la escalera de piedra que encontrarás junto al sendero e inmortaliza el momento con una foto panorámica desde lo alto del acantilado. Una vez allí, un camino invadido de pinos te guiará hasta la Cala Trebalúger. Tendrás que superar un nuevo reto de escalones y descalzarte para atravesar el torrente, pero te aseguramos que el resultado compensará todo el esfuerzo.

Si vas con niños tomate el tiempo que sea necesario para descansar en cada tramo, la playa no va a marcharse sin vosotros.

Recuerda que es una zona libre de servicios por lo que te recomendamos llevar tus propios suministros de agua y comida, protección solar, sombrillas o ropa de abrigo. Trata de evitar la visita los días con viento del sur ya que es una playa abierta y desprotegida.

Si todos colaboramos con la limpieza, Cala Trebalúger seguirá siendo un paraíso durante mucho tiempo.

¿Listo para una nueva aventura con tu coche de alquiler en Menorca?

Las playas más salvajes de Menorca – Cala des Bot

Ya hemos disfrutado, en los post anteriores, de algunas de las playas más salvajes de Menorca. Como la escondida  , que además de estar rodeada por un admirable paisaje sorprende por el contraste de sus colores. Y también hemos hablado de y de su tono rojizo tan marciano.

Hoy nos vamos a Cala des Bot, una playa virgen serpenteada de pinos y encinas, ideal para pasar un día de aventura con la familia o los amigos. Una belleza natural que puedes visitar en cualquier época del año (aunque su pleno disfrute implica un baño).  Así que coge tu coche de alquiler  y alégrate de estar en Menorca porque estás a punto de conocer una de las mejores calas de la isla.

Cala des bot

La Cala des Bot: un espacio protegido al norte de Menorca

La costa norte de Menorca no deja de sorprendernos con sus paisajes de rocas escarpadas y lugares que parecen no haber sido nunca pisados por el ser humano, tan solitarios que cualquier rincón invita a perderse. Pero, si realmente quieres alejarte durante un buen rato y desconectar de las obligaciones y el bullicio de la ciudad, adéntrate en Cala des Bot.

Esta maravillosa cala pertenece al entorno de La Vall, considerado uno de los arenales mejor conservados de la costa norte que, a su vez, está compuesto por otra de las calas más protegidas: Cala Tancats.

La Cala des Bot llama la atención por su forma cuadrada y su arena blanca y fina, algo inusual en el norte de la isla. Ten preparada tu cámara de fotos, porque al estar situada en un área húmeda es posible que te encuentres con alguna tortuga o ave acuática.

Por su fondo arenoso no es de las playas más recomendadas para el snorkel, pero bañarse o mojar los pies en sus aguas tranquilas y turquesas no tiene desperdicio.

Cala des bot

Qué llevar y cómo llegar a Cala des Bot

Antes de salir ten en cuenta que debes llevar todo lo necesario para disfrutar de tu día de playa, ya que se trata de una zona sin socorristas, aseos ni restaurantes. Por eso no puedes olvidarte de la sombrilla, el protector solar, algo de abrigo para los días de mucho viento, agua fresca y sobre todo ganas de pasarlo en grande.

¡Ahora ya estás preparado para visitarla con tu coche de alquiler en Menorca!

Saliendo de Ciutadella coge la dirección hacia Cala Morell, a mano derecha sigue el desvío que indica Algaiarens junto a un cartel luminoso que te indica las plazas disponibles en el parking público de La Vall.

Si continúas llegarás al parking de Cala Algaiarens donde podrás dejar tu coche de alquiler y seguir a pie. Camina unos cinco kilómetros hasta la Platja des Tancat y de ahí sigue por un sendero hasta la Cala des Bot.

Recomendamos no atravesar las rocas por la peligrosidad del terreno. Si sigues las indicaciones llegarás en menos de lo que piensas a una playa salvaje realmente única. Una de esas que vale el esfuerzo que supone llegar a ellas.

¡Que disfrutéis del momento!

Las playas más salvajes de Menorca – Cala del Pilar

“Bañarte en una playa virgen de aguas turquesa” es una de esas cosas que debes hacer al menos una vez en la vida. Una experiencia que no te puedes perder. Parece imposible en este mundo masificado, ¿verdad? ¿Una playa sin decenas de bloques de apartamentos delante? ¿Sin cientos de personas agolpándose alrededor tuyo? ¡Para eso hay que irse a una isla perdida en el Pacífico!

¿Seguro?

Nosotros decimos: ¡no hace falta irse tan lejos! Sólo tienes que venir a Menorca, coger un coche de alquiler, y escaparte a algunos de los rincones más salvajes y desconocidos de la isla. Escapar de la masificación turística es posible.

Vamos a visitar estos lugares, pequeñas calas increíbles en las que un baño es algo más que un baño.

¡Prepara tu GPS!

cala pilar

La Cala del Pilar

Descubre uno de los secretos mejor guardados de la costa norte. Una playa de unos 240 metros de largo y apenas 30 de ancho, rodeada de dunas fosilizadas. Una arena dorada abrigada por tierras rojas arcillosas que crea un paisaje de otro mundo. Cala del Pilar parece una playa como las que habría en Marte si el planeta no hubiera perdido el agua.

Su mar no sólo es cristalino: es 100% seguro para buceadores porque está dentro de la Reserva Marina de la Costa Norte. Aquí no se puede buscar, así que, si el snorkel es lo tuyo, encontrarás todo un mundo de vida multicolor sin riesgo de accidentes de pesca.

La playa en sí está muy expuesta al viento, y no hay equipamiento ni sombras artificiales. Es pura playa virgen. ¿Cómo se ha mantenido así? Pues estando lejos de la “civilización”.

Cómo llegar a la Cala del Pilar

Coge tu coche de alquiler en Menorca y recorre la carretera general entre Ciutadella y Ferreries. En el km 34 encontrarás el desvío del Camí del Pilar, que puede pasar desapercibido, ¡así que atento!

Tras recorrer ese camí del Pilar unos 4 km encontrarás un parking gratuito donde dejar el coche de alquiler. Y ahora, tocará caminar. La playa se encuentra a pocos kilómetros a pie, pero la ruta te llevará entre 30 y 45 minutos. Comienza en un precioso bosque de encinas, en el que destaca la encima de Alfurí de Dalt, de casi 10 metros de altura y medio milenio de vida.

Atravesando este precioso bosque llegarás al terreno arcilloso y de duna fosilizada. Es fundamental no salirse del camino, y bajar a la playa por la pasarela de madera para no estropear el entorno.

No olvides llevar contigo protector solar y una sombrilla, y agua para la ida (cerca de la playa hay una fuente de agua dulce en la que recargar para la vuelta). Ah, y algo de asombro también: el asombro de que un lugar tan bello todavía no esté urbanizado ni masificado.

¡Que disfrutes del baño! Y ahora, coge de nuevo tu coche de alquiler en Menorca y visitemos la siguiente cala virgen… Cala Pregonda