Archivo de la categoría: Excursiones

Excursiones recomendadas por la isla de Menorca

Menorca francesa: Lugares clave de la dominación francesa de la isla

 

Si la semana pasada hablamos de la importancia que tuvieron los años bajo dominio inglés para el desarrollo de Menorca, en esta ocasión hablaremos de su conquista por parte de los franceses, y en cómo influyeron en la isla a pesar de que su estancia no duró más que 7 años.

En esta ruta recorreremos los lugares más destacados de esta parte de la historia menorquina, parándonos en cada uno de ellos para contarte algunos detalles interesantes que quizás no conozcas. Recuerda alquilar un coche con nosotros para desplazarte por estas distintas localizaciones, y así moverte por la isla sin complicaciones, ¡y con toda la atención puesta en estas maravillosas historias!

 

Castillo de San Felipe

El día de Pascua de 1756 desembarcaron en Ciutadella 12.000 soldados franceses al mando del Duque de Richelieu, aprovechando que la guarnición inglesa se encontraba en Mahón, ocupando de este modo la ciudad. Desde allí, las tropas francesas atravesaron la isla, y se dirigieron a sitiar el castillo de San Felipe, situado en la orilla sur de la bocana del puerto de Mahón, y donde resistían 2.500 hombres.

Los británicos, mandados por el gobernador sir William Blakeney, se defendieron heroicamente, pero no pudieron resistir ante el mayor número de los franceses, por lo que capitularon dos meses después.

Tras el fin de la Guerra de los Siete Años, Menorca volvió a manos inglesas y el castillo fue ampliado en varias ocasiones, hasta que años más tarde, con el regreso de los españoles, se ordenó su demolición definitiva. Aún quedan restos en su superficie, pero lo más impresionante de esta visita se encuentra bajo tierra: ¡varios niveles de galerías subterráneas realizadas por aquellos soldados de uno y otro ejército que vivieron allí durante meses!

 

Las tropas francesas sitiaron a los ingleses en el castillo de San Felipe en 1756, hasta que capitularon dos meses después

Imagen vía: Menorca.es

 

Fuerte de Malborough

A escasos 500 metros del castillo de San Felipe, justo al otro lado de la cala de Sant Esteve, se encuentra el Fuerte de Marlborough, levantado por los británicos en 1720 en honor de Sir John Churchill, duque de Marlborough, el general británico más destacado de la época.

Este edificio sufrió dos asedios en su historia: el de los franceses a su llegada en 1756; y en 1781 por parte de los españoles, que acabaron haciéndose con el dominio de la isla. El año siguiente la fortaleza fue destruida, y los británicos se encargaron de levantarla de nuevo cuando volvieron a tomar el control. A día de hoy podrás visitar sus galerías y su foso, ¡e imaginar lo duro que debió haber sido resistir allí dentro!

 

La historia francesa de Menorca terminó con la firma de la paz de París de 1763, por la que Francia devolvió a Inglaterra la posesión de Menorca

Imagen vía: Menorca.es

 

Origen del Camí de Cavalls

Al ocupar los franceses Menorca, consideraron un error por parte de los ingleses el haber reunido todas sus defensas en torno al puerto de Mahón, puesto que les habían dejado vía libre a ellos para entrar por Ciutadella. De este modo, decidieron que esto no podía pasarles a ellos, y dedicaron muchos esfuerzos a reforzar todo el perímetro de la isla.

Como consecuencia de esto, ampliaron y mejoraron los caminos que pasaban junto a la costa, para permitir a los soldados llegar a pie o a caballo hasta cualquier cala, en caso de que un desembarco enemigo así lo decidiese. Y de este modo, pusieron las bases de lo que hoy llamamos el Camí de Cavalls, un sendero que circunvala Menorca por completo. ¿Quién iba a decirles a los franceses que este camino con fines militares iba a convertirse en una ruta que la gente recorre hoy en día para relajarse y disfrutar de la naturaleza?

 

Los franceses ampliaron y mejoraron los caminos que pasaban junto a la costa, para permitir a los soldados llegar a pie o a caballo hasta cualquier cala

 

Fundación del pueblo de Sant Lluís

La última parada en nuestro camino la haremos en un pueblo que no existiría de no ser por el paso de los franceses por Menorca: El pueblo de Sant Lluís. Los franceses levantaron una iglesia dedicada al rey Luis XV en la garriga de Binifadet, con la intención de agrupar las parcelas y viviendas que había por la zona. Después, el pueblo se diseñó al estilo neoclásico de la época, y esa es la razón por la que cuenta con todas sus calles perpendiculares entre sí.

 

Los franceses levantaron una iglesia dedicada al rey Luis XV y construyeron el pueblo con calles ortogonales

 

La historia francesa de Menorca terminó con la firma de la paz de París de 1763, por la que Francia devolvió a Inglaterra la posesión de Menorca. Y como habrás podido comprobar, ¡en los 7 años que gobernaron la isla no se dieron ni un descanso!

Esperamos que esta ruta histórica te haya gustado igual que a nosotros, y ahora aprecies más estos lugares de Menorca que hemos visitado. Y por supuesto, ¡no olvides alquilar tu coche con Autos Vivó en tu próxima visita a Menorca!

Menorca inglesa: Lugares clave de la dominación británica de la isla

Esta semana nos remontamos hasta los siglos XVIII y XIX para revivir una parte muy importante de la historia de Menorca: Su dominación por parte del Reino de Gran Bretaña. Entre 1708 y 1802, la isla pasó 71 años bajo dominio inglés, y este pasado británico dejó importantes huellas en la isla que se conservan hasta el día de hoy, tanto culturales como arquitectónicas y sociales.

Y como desde Autos Vivó siempre nos gusta recomendarte rutas en coche por Menorca que resulten de lo más interesantes, esta vez vamos a recorrer algunos puntos clave del territorio menorquín que nos cuenten algo más de esta historia inglesa de la isla. Y para seguirnos en este viaje, sólo tienes que contratar uno de nuestros coches de alquiler, ¡y dejarte llevar!

 

Torre de Fornells

Empezaremos la ruta por esta torre de defensa costera de forma troncocónica construida por los ingleses a principios del siglo XIX con la intención de vigilar la entrada al puerto de Fornells e impedir desembarcos enemigos. Hoy en día puede visitarse el museo que hay en su interior, y de este modo conocer tanto la vida de los habitantes que tuvo la torre como sus características constructivas y defensivas. ¿Hay mejor forma de aprender historia que sintiéndote parte de la misma?

 

Esta torre de defensa fue costera de forma troncocónica construida por los ingleses a principios del siglo XIX con la intención de vigilar la entrada al puerto de Fornells e impedir desembarcos enemigos

 

Isla del Rey

Para llegar al segundo lugar de nuestra lista tendrás que dejar tu coche de alquiler en el puerto de Mahón, y montarte en un catamarán para que te conduzca a La Isla del Rey, que se encuentra justo en medio de este magnífico puerto Natural. Su nombre se debe a que, según la leyenda, aquí desembarcó por primera vez en Menorca Alfonso II de Cataluña y III de Aragón, cuando tomó la isla en 1287 a los musulmanes.

El antiguo hospital militar que se encuentra en esta pequeña isla fue construido por los ingleses en el siglo XVIII, y se siguió utilizando para tal fin hasta los años sesenta del siglo pasado.

 

El antiguo hospital militar que se encuentra en esta pequeña isla fue construido por los ingleses en el siglo XVIII

 

Torre de Sant Felipet

Si seguimos navegando hacia la bocana del puerto nos encontraremos otra isla de mayor tamaño que la anterior, el Lazareto de Mahón, donde en 1798 los ingleses construyeron una torre de defensa que todavía se conserva, la Torre de Sant Felipet. Como puedes observar, no son pocas las construcciones inglesas centenarias que perviven hasta hoy. ¡Necesitarías varios días para visitarlas todas!

 

Los ingleses construyeron en el Lazareto de Mahón en 1798 una torre de defensa que todavía se conserva, la Torre de Sant Felipet

 

Reloj del ayuntamiento de Mahón

Ya en la capital de Menorca, haremos una pequeña parada junto a la fachada principal del ayuntamiento de Mahón. Allí, en su parte más alta, y justo debajo del escudo de la ciudad, el edificio luce un reloj que fue construido en Londres, y adquirido por orden del gobernador inglés de la isla sir Richard Kane en el año 1731. ¡Se dice que fue el primer reloj mecánico que hubo en toda Menorca!

 

Este reloj fue construido en Londres, y adquirido por orden del gobernador inglés de la isla sir Richard Kane en el año 1731

Imagen vía: Menorca.info

 

Museo Militar de Menorca

Como última parada nos dirigiremos a la plaza central de Es Castell, donde en 1771 los británicos construyeron este edificio militar, que más adelante ocuparía el Regimiento de Artillería de Costa de Menorca. Consta de numerosas salas donde se puede ver la evolución de la historia de Menorca desde la prehistoria hasta el siglo XX, introduciéndose en las distintas épocas y dominaciones extranjeras. ¡El mejor lugar sin duda para conocer todos los detalles que te falten de la historia de Menorca!

 

El mejor lugar sin duda para conocer todos los detalles que te falten de la historia de Menorca

 

Y si te ha gustado esta ruta en coche de alquiler por la Menorca inglesa, no te pierdas el post de la semana próxima, porque saldremos en busca de las huellas de la dominación francesa de la isla.  ¿A qué esperas para ir reservando ya con nosotros tu coche de alquiler?

El verano se acaba, ¡pero no en Menorca!

Se terminan los meses fuertes de verano, y con ellos las vacaciones de la mayoría de la gente, ¡pero eso no significa que la temporada veraniega en Menorca vaya a decir adiós tan pronto! Si eres de los que guarda unos días de vacaciones para disfrutarlos sin aglomeraciones de ningún tipo, ¡estás de suerte!, porque ésta es una época perfecta para visitar la isla, y hoy vamos a contarte las ventajas que vas a encontrar cuando vengas. Y para poder aprovecharlas todas y cada una de ellas, empieza por reservar uno de nuestros coches de alquiler, y de este modo podrás moverte por Menorca a tu aire y sin preocupaciones.

 

Disfruta con tranquilidad de las calas de Menorca

Es cierto que julio y agosto son los meses más calurosos del año, y en los que más apetece un baño, pero también son los más concurridos, y a veces apetece disfrutar de las calas de Menorca con menos gente a tu alrededor. Así que si vienes a la isla a partir de septiembre, encontrarás unas playas bastante más vacías pero con una temperatura muy agradable aún. ¡Una situación perfecta para torrarte al sol y nadar por estas aguas tan cristalinas!

 

Si vienes a la isla a partir de septiembre, encontrarás unas playas bastante más vacías pero con una temperatura muy agradable aún. ¡Una situación perfecta para torrarte al sol y nadar por estas aguas tan cristalinas!

 

Fiestas patronales de Mahón

Si te das prisa, aún puedes venir a conocer las últimas fiestas patronales que se celebran en Menorca los días 7 y 8 de septiembre. Se trata de las fiestas de Mare de Déu de Gràcia en Mahón, donde podrás contemplar los tradicionales jaleos y los desfiles de gigantes y cabezudos por las calles de la capital. Aprovecha estos días de visita para conocer esta preciosa ciudad y su magnífico puerto natural, así como para acercarte a otros lugares cercanos como el Parque Natural de s’Albufera des Grau o el pueblo de Sant Lluís.

 

En las fiestas de Mare de Déu de Gràcia en Mahón podrás contemplar los tradicionales jaleos y los desfiles de gigantes y cabezudos por las calles de la capital.

Imagen vía: illesbalears.travel

 

Los mejores platos de Menorca te esperan

¿Quién no desea disfrutar de la gastronomía de Menorca en cuanto pone un pie en ella? ¡Pues lo tienes más fácil que nunca! Ahora que el gentío ha emprendido el viaje de vuelta, tienes la posibilidad de visitar los mejores restaurantes de la isla sin apuntarte a interminables listas de espera, y siendo atendido con mayor presteza. Conduce hasta Fornells a probar su exquisita caldereta de langosta, y piérdete por los bares de Ciutadella en busca de los mejores productos locales. ¿A que empieza a merecer la pena haber esperado hasta septiembre para venir a Menorca?

 

Conduce hasta Fornells a probar su exquisita caldereta de langosta, y piérdete por los bares de Ciutadella en busca de los mejores productos locales.

 

Olvida el calor sofocante en tus visitas al aire libre

Además de sus calas, sus fiestas y su gastronomía, Menorca ofrece a sus visitantes la posibilidad de contemplar infinidad de monumentos y edificaciones que bien merecen una visita. Empezando por los yacimientos talayóticos, pasando por sus singulares faros y terminando por construcciones tan impresionantes como la Fortaleza de La Mola, por ejemplo, seguro que encuentras en esta isla algún lugar que te llame especialmente la atención y te guste visitar. Pues bien, pasado ya el bochorno estival, cualquier paseo al aire libre por cualquiera de estos sitios será mucho más llevadero que si lo hubieras realizado sólo unas semanas antes.

 

Además de sus calas, sus fiestas y su gastronomía, Menorca ofrece a sus visitantes la posibilidad de contemplar infinidad de monumentos y edificaciones que bien merecen una visita.

 

Éste ha sido un pequeño resumen de lo que vas a encontrarte en tu próxima visita a Menorca, ¡pero aún hay mucho más! Y para no perderte ni el más mínimo detalle, reserva con nosotros tu coche de alquiler, y llega a todos los sitios que desees a la hora que quieras, sin depender de horarios externos. ¡Porque al final del verano, puedes vivir Menorca a tu ritmo!

Visitando la Fortaleza de La Mola en Menorca

 

De entre todos los rincones fantásticos que existen en la isla de Menorca, hoy vamos a visitar uno muy especial. Un lugar que combina historia, arquitectura militar y un enclave geográfico excepcional. Hablamos, por supuesto, de la Fortaleza de Isabel II o Fortaleza de La Mola, situada al este de la bocana del puerto de Mahón, en el punto más oriental de España.

Te mostraremos los diferentes tipos de visitas que pueden realizarse, y todo lo que puedes ver mientras las realizas, así como los bellos parajes que la rodean. Y para que puedas desplazarte hasta La Mola y moverte a tu aire por sus alrededores, ¡no olvides reservar con nosotros tu coche de alquiler en Menorca!

 

La Fortaleza de La Mola combina historia, arquitectura militar y un enclave geográfico excepcional.

 

Una fortaleza con mucha historia

La tensión entre los ejércitos franceses, ingleses y españoles por el control del mediterráneo hizo que Menorca estuviera bajo el dominio de estas tres potencias de la época de forma alternativa durante todo el siglo XVIII. Esto dio lugar a la construcción de la Fortaleza de la Mola en el siglo XIX por parte de la corona española, para proteger de este modo el mayor puerto de Menorca de una posible invasión extranjera.

Cualquiera que quiera conocer cómo se construían y defendían las edificaciones de la época, puede encontrar en La Mola toda clase de estructuras militares: Galerías interiores para cañones y fusileros, torres de vigilancia, fosos, polvorines, prisiones…; así como otras construcciones que cubrían las necesidades de los constructores y soldados que en ella vivían, como la cantera, los aljibes, las balsas de decantación, etc.

Pero si hay un elemento que atrae de forma especial a los visitantes que acuden cada año a La Mola por su excelente estado de conservación, es la batería Vickers. Consiste en 2 cañones de 38,1cm de calibre y 17m de longitud, capaz de lanzar proyectiles de 900kg a 35km de distancia. ¡En la época debía ser una medida bastante disuasoria!

 

La batería Vickers consiste en 2 cañones de 38,1cm de calibre y 17m de longitud, capaz de lanzar proyectiles de 900kg a 35km de distancia.

 

Visitas para todos los gustos

Actualmente, existen diferentes formas de visitar el recinto, que tiene una superficie aproximada de 1km2. Puedes realizar visitas guiadas o por libre a pie, en bicicleta, ¡o incluso en buggie eléctrico! Además, desde este verano también puedes recorrer la Fortaleza en horario nocturno, en un tour donde sentirás en tu propia piel las sensaciones que vivieron sus antiguos moradores.

Y para que los más pequeños aprendan de su historia y se diviertan a partes iguales, también es posible organizar una visita infantil con una gymkhana que incluye diferentes juegos populares menorquines. ¡De La Mola todo el mundo se irá satisfecho!

 

Desde este verano también puedes recorrer la Fortaleza en horario nocturno, en un tour donde sentirás en tu propia piel las sensaciones que vivieron sus antiguos moradores.

 

Lugares con encanto en sus inmediaciones

Además de la Fortaleza propiamente dicha, hay mucho más que ver en este rincón de la isla, como el enorme y precioso puerto de Mahón, que ya puede contemplarse desde los mismos miradores de La Mola. También, unos pocos kilómetros al norte puedes visitar el Parque Natural de s’Albufera des Grau, un lugar clave para el avistamiento de aves migratorias. Y para terminar este día tan completo, ¡no te olvides de pasear por las calles de Mahón y disfrutar de su deliciosa gastronomía!

 

Actualmente, existen diferentes formas de visitar el recinto de La Mola, que tiene una superficie aproximada de 1km2.

 

Para esta ruta que te hemos propuesto hoy es importante que dispongas de un coche para moverte por la zona sin depender de horarios externos, y así optimizar tu tiempo. Así que no lo dudes más y alquila con nosotros tu coche en Menorca. ¡La Fortaleza de La Mola te está esperando!