Archivo de la categoría: Coches de alquiler

¿Por qué necesitas un coche de alquiler en Menorca?

¿Transporte público o coche de alquiler? Esta cuestión surge siempre que hay que planear el viaje, y es cierto que ambos sistemas tienen sus cosas positivas. A veces, la elección tan solo depende de tus planes. Sin embargo, para visitar Menorca, alquilar un coche es la mejor opción. Y te vamos a explicar los motivos.

 

Algo más que la ciudad

Cuando uno viaja a una ciudad, no hace falta preocuparse demasiado por la movilidad: nuestros pies y el transporte público nos llevan a cualquier rincón que queramos visitar. Pero cuando uno quiere ver el hinterland, cuando quieres conocer algo más que una ciudad, es necesario elegir con antelación cómo vas a querer moverte.

El primer paso, pues, es comprobar la disponibilidad del transporte público para llevarte por el territorio, o al menos a aquellos sitios que quieras visitar. Si el transporte público te ofrece posibilidades, es una opción barata que cumple su propósito.

La única pega, en este caso, es quedar sometido a horarios. Los horarios son para la vida corriente, para la jornada laboral. Cuando uno está de vacaciones, lo que quiere es dominar su propio tiempo y emplearlo como le apetezca, variándolo si es preciso en el último segundo. El transporte público elimina ese factor.

Pero es que, además, en Menorca, el transporte público no podrá llevarte a donde quieras.

Por qué conocer Menorca requiere de un coche de alquiler

Menorca es una isla relativamente pequeña, en la que como es lógico no se va a construir una red de ferrocarril. El autobús es el único medio de transporte colectivo con el que moverte de un extremo a otro, viajar a Ciutadella a Maó, o visitar los principales pueblos de la isla.

El problema es que Menorca es mucho más que Ciutadella, Maó, Alaior, es Mercadal, etc. Cuando visites la isla no puedes perderte

  • Los muchísimos yacimientos arqueológicos de la isla, desde la cultura talayótica hasta los restos paleocristianos y medievales.
  • Los siete faros de la isla, una auténtica ruta fotográfica que deja sin aliento.
  • Las mejores calas y las playas más salvajes.
  • El Camí de Cavalls, esa ruta de senderismo que antaño fue un camino de ronda y que garantiza vistas espectaculares del perímetro de la isla.

Para disfrutar de todo esto necesitas un coche de alquiler. Para poder llegar a cualquier rincón en cualquier momento, a tu ritmo, sin agobios, sin horarios, sin limitaciones. Horarios y limitaciones que aplican al resto de lugares a los que sí puedes llegar en bus.

¿Por qué marcharte antes de Maó, si estás disfrutando y prefieres cenar algo allí antes de regresar al hotel? ¿Por qué visitar Alaior justo a una hora cuando tú preferirías hacerlo en otro momento del día?

Estos son los motivos objetivos que hacen de un rent-a-car en Menorca la mejor opción para disfrutar la isla plenamente. Los motivos para elegir Autos Vivo para tu coche de alquiler en Menorca son otros: 

  • Experiencia
  • Profesionalidad
  • Seguro a todo riesgo
  • Depósito lleno
  • Kilómetros ilimitados
  • Asistencia 24/7
  • Segundo conductor gratis
  • Sillita de bebés gratis

Y, si lo deseas, podemos venir a buscarte al aeropuerto para que comiences tomando el control de tu viaje en Menorca desde el minuto 1. 

¿De verdad quieres esperar el bus y perderte tantas cosas?

 

Faro Punta Nati Menorca

Excursiones en Menorca: Ciutadella-Punta Nati

Si eres un excursionista nato, Menorca es el entorno perfecto para ti. Sus buenas temperaturas te permiten recorrer a pie tanto la costa como el interior en cualquier época del año. 

Lo mejor de las excursiones a pie es que puedes llegar con tu coche de alquiler al punto de salida y comenzar tu ruta desde allí con total comodidad.

Así que, ya lo sabes, reserva tu coche con Autos Vivó y únete a la aventura. 

Tenemos una ruta muy divertida desde Ciutadella a Punta Nati, con vistas al mar y faro incluidos, en la que podrás cruzarte con ovejas, cabras o vacas por el camino. ¿Te animas?

Ciutadella: te quedarás de piedra.

Ciutadella está cubierta de piedra: sus calles, las fachadas de sus palacios, sus gárgolas… Cada piedra guarda una historia. Acércate con tu coche de alquiler a la segunda ciudad más importante de Menorca y conoce su pasado histórico antes de embarcarte en la excursión hacia Punta Nati.

Punta Nati: el hermano de Ciutadella.

En el término municipal de Ciutadella, al noreste, se encuentra el cabo de Punta Nati. Su paisaje rocoso y casi desértico, se considera un entorno cultural al integrar, con los muros de piedra hechos por el hombre a lo largo de los años, hombre y naturaleza. Dando así lugar a un paisaje cultural que nos revela la evolución de la sociedad humana.

El faro de Punta Nati, erigido sobre unos impresionantes acantilados, es considerado el más cercano al centro de Ciudadella; un atractivo que no puedes perderte. ¿Te enseñamos cómo llegar?

Ruta senderista: Ciutadella-Punta Nati: ¿Cómo llegar?

Inicia la aventura con tu coche de alquiler desde el centro de Ciutadella en dirección a la urbanización de Cala en Blanes. Desde la Plaça de Ses Palmeres, y con la mirada puesta en el Molí des comte, desvíate hacia la izquierda hasta el Bastió de Sa Font. Luego gira a la derecha y sigue la calle de Son Salomó hasta llegar a la rotonda de la Ronda Norte, donde ya podrás incorporarte al Camí de Punta Nati.

Aunque el camino está asfaltado, es bastante estrecho y tiene dos carriles bici a los lados. Te recomendamos aparcar por las inmediaciones y continuar tu ruta a pie para que disfrutes de 5 km de aventura rodeado de pastos donde es muy probable que te encuentres con animales pastando. Una vez que llegues al faro de Punta Nati, déjate embriagar por el paisaje de sus acantilados, los restos militares y la historia de sus naufragios.

El faro se encuentra en el Camí de Cavalls, así que, si lo prefieres, puedes llegar en tu coche de alquiler hasta el faro e iniciar tu ruta senderista desde allí y darle la vuelta Menorca a tu gusto por este sendero histórico.

Con Autos Vivó, tú diriges tus vacaciones.

Excursiones en Menorca 3 – Maó-Biniparratx

¡Qué bien se viaja por Menorca con un coche de alquiler! Libertad de movimientos, acceso a cada punto, al origen de mágicas excursiones. 

En el último post descubrimos el Barranco d’Algendar y paseamos por el atractivo sendero que bordea el desfiladero disfrutando del paisaje, el microclima y la biodiversidad de especies autóctonas que habitan el lugar. 

¿Te gusta curiosear? En el acantilado podrás observar los restos de unas necrópolis o cuevas de enterramiento que datan de la Edad del Bronce.

Recuerda que al ser una cala virgen no hay servicios de ningún tipo, por lo que te aconsejamos llevar todo lo necesario para que tu excursión sea perfecta. 

Y si vienes en verano o primavera, atrévete a quitarte el bañador e intégrate con la naturaleza, es una de las calas nudistas más íntimas y silenciosas de la isla.

Cala Biniparratx Menorca

¿Cómo llegar a la Cala Biniparratx?

Para empezar esta emocionante ruta conduce con tu coche de alquiler desde Mahón hacia el sur en dirección a Sant Lluis y sigue por la carretera de la costa, hacia el oeste, siguiendo las indicaciones hacia Binidalí y luego hacia Biniparratx. Mantente bien atento porque la señalización del parking de Biniparratx es algo vaga en este tramo.

Una vez que hayas aparcado tu coche de alquiler, sacúdete la pereza y recorre el singular sendero que te llevará al fondo del barranco de Biniparratx.

Tendrás que subir una gran pendiente, atravesar un matorral y descender otro tramo antes de poder apreciar el silencio y las sensacionales vistas que te ofrece esta coqueta cala de la costa sur menorquina.

Refréscate en sus aguas claras o disfruta de la caricia de los rayos del sol antes de emprender un nuevo viaje con tu coche de alquiler en Menorca.

Naveta des Tudons

Puntos clave de la historia de Menorca: la cultura Talayótica

 

Hoy visitas Menorca y descubres una preciosa isla mediterránea, con hermosas playas de aguas turquesa, un lugar de descanso y placer, con mucho por ver y mucho por disfrutar.

Pero esto, no siempre ha sido así.

Hubo una época, muchísimo tiempo atrás, en que la vida era infinitamente más dura, y hombres y mujeres debían dar lo mejor de sí mismos para prosperar en un entorno peligroso… en una Menorca en la que habitualmente había que luchar.

Esta semana, cogemos nuestro coche de alquiler en Menorca para realizar no sólo un viaje físico, sino también un viaje en el tiempo.

Descubriendo la Menorca prehistórica

Los humanos llegaron a esta isla hace más de cuatro milenios. Aquellos hombres y mujeres traían consigo conocimientos: el de la construcción básica, el de la agricultura y la ganadería. Y el de los metales.

Primero, aprendieron a dominar el bronce. Pronto se pasaron al hierro, con el que fabricarían eficaces herramientas, y armas mortíferas. Y, mientras tanto, desarrollaron una arquitectura propia, que hoy todavía podemos ver con admiración, repartida por toda la isla.

El mejor punto para empezar este viaje en el tiempo es en Ciutadella. Para empezar, porque en su Museo Municipal encontraremos una amplísima colección de materiales arqueológicos de     esa época prehistórica, así como explicaciones generales que te ubicarán en el tiempo para todo lo que verás durante el resto del día.

Y ahora, ¡es el momento de coger tu coche de alquiler!

Navetas y poblados de los honderos más peligrosos del Mediterráneo

Saliendo de Ciutadella por la Me-1 en dirección a Ferreries, en el km. 40, encontrarás el edificio talayótico más emblemático de la isla: la Naveta des Tudons.

El nombre lo comprendes en cuanto la ves: los menorquines prehistóricos la construyeron como una barca boca abajo, en técnica ciclópea, con grandes sillares de piedra caliza encajados entre sí. Es asombroso verla ahí, erguida y orgullosa tres mil años después, sin argamasa ni nada entre sus sillares más que el peso y el tiempo.

La Naveta es un monumento funerario, en el que se hallaron los cuerpos de un centenar de personas, hombres y mujeres, muertos en el primer milenio antes de Cristo.

¿Quiénes eran? Nunca lo sabremos con certeza. Pero el visitante, ahí en la Naveta, puede imaginar que esos hombres y mujeres pudieron ser honderos, como los que poco después aparecerían en las crónicas de la antigüedad.

Y es que cartagineses primero, y romanos después, todos quisieron incorporar en sus ejércitos uno o dos batallones de honderos baleares. Ningún otro pueblo era tan eficaz con las hondas: al comienzo de la batalla, eran capaces de barrer las filas enemigas con una lluvia de piedras que mataba a muchos, y dejaba al resto “blandito” para el cuerpo a cuerpo.

Naveta des Tudons

 

¿Quién dijo que Menorca era sólo una isla para el descanso y el relax?

Vayas a donde vayas, en esta isla, siempre vas a toparte con esos honderos de la Edad del Hierro, y con sus monumentos y sus poblados.

  • Torretrencada, un poblado en el que encontrarás una de las taulas (un tipo de monumento con forma de mesa) más bellas de la isla, y que perduró hasta la conquista romana del 123 a.C.

Torretrencada

 

  • Desde Alaior, ve hacia el sur hacia Torre d’en Galmés. Es el mayor poblado prehistórico de Menorca: más de 66.000m2 en lo alto de una colina en el sur de la isla.

Torre d’en Galmés

 

  • Al salir de Torre d’en Galmés, aprovecha y sigue al sur hasta Calescoves. Te asombrarán las tumbas excavadas en las rocas.

 

  • Talatí de Dalt, ya llegando a Mahón, es uno de los poblados mejor conservados, con su talayot elíptico, el recinto de la taula, o incluso viviendas y cuevas.

Talatí de Dalt

 

  • Trepucó, en Mahón, es otro de los poblados prehistóricos más grandes de la isla: un área de casi 50.000m2, de resto de muralla y torres, y con otros dos talayots para visitar.

Trepucó en Mahón

 

Imagina aquellos hombres y mujeres, vestidos con sus telas y sus pieles, atentos a los barco de posibles invasores, desde sus torres y sus murallas. Afilando lanzas, cuchillos y espadas. Y, sobre todo, preparando las hondas, para hacer el mayor daño posible antes de que el invasor pisara tierra.

¡Eran otros tiempos, aquellos! Y otra Menorca. Pero aún puedes revivirla. Sólo tienes que reservar tu auto de alquiler en Autos Vivó, y visitar todos estos puntos, tocar las piedras que ellos tocaron, pisar el suelo que ellos pisaron.

Y sentir que Menorca es mucho más de lo que parece a simple vista.